Prohiben A Nueva Jersey Operar Apuestas Deportivas

El estado de Nueva Jersey apelará el fallo de un juez federal que este viernes dictaminó que ese territorio no puede levantar una prohibición parcial para apuestas deportivas, que fuera presentada como medida para impulsar el sector hípico y los casinos de Atlantic City.

La decisión del juez de distrito Michael Shipp, era esperada porque él mismo había emitido fallos similares en el pasado.

El estado que dirige el gobernador republicano Chris Christie se encuentra en una batalla legal con la NCAA (National Collegiate Athletic Association) y cuatro ligas deportivas profesionales, y dijo que apelará la decisión ante una corte superior, informó Michael Drewniak, vocero del primer mandatario.

Autoridades de Nueva Jersey coincidieron en la necesidad de apelar el fallo.

"Vamos a buscar todas las opciones disponibles", dijo el presidente del Senado estatal, Steve Sweeney. "El impacto económico que podrían tener los deportes en Nueva Jersey es demasiado importante como para encogerse de hombros y pensar en otra cosa".

Una ley federal prohíbe a Nueva Jersey y a la mayoría de los territorios estadounideneses la explotación de apuestas deportivas.

El gobierno de Christie, sin embargo, alegó en su defensa que el objetivo no era emitir licencias o autorizar las apuestas, sino acabar con una prohibición, además de que
no regularía las apuestas deportivas.

Pero el juez Shipp estuvo de acuerdo con la posición de las ligas deportivas,en el sentido de que establecer parámetros como limitar las apuestas deportivas, equivale a regular esa práctica.

Nueva Jersey insistió en que se permitan las apuestas en hipódromos y casinos para intentar revivir la difícil situación de ambas industrias. Los votantes aprobaron ambos proyectos pero una Corte Federal lo rechazó, y la Corte Suprema por su parte rechazó el caso este año, con lo que parecía que el tema había concluído

Pero la profundización de la crisis en los casinos de Atlantic City, llevó al gobierno de Christie a un nuevo intento. En lugar de legalizar las apuestas deportivas en desafío a las ligas de deportes, el gobierno pidió que no se aplicara la prohibición estatal. La legislatura emitió una ley para levantar la prohibición relacionada a casinos e hipódromos, y el gobernador firmó la ley el mes pasado.

La NCAA, la NBA, la NFL, la NHL y MLB sostienen que la ley federal permitiría levantar la prohibición en su totalidad, pero no permitir las apuestas deportivas con algunas condiciones, como limitar a ciertas ubicaciones y evitar que los menores participen.


 

 

Fuente:www.elnuevoherald.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner