No Habrá Terminales De Apuestas En Bares De Aragón

El consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, decidió paralizar el decreto de apuestas deportivas en establecimientos hosteleros "por la falta de acuerdo entre las partes". La polémica generada en torno a la iniciativa y la falta de acuerdo, fue el motivo principal que propició que ayer -día fijado para presentarlo ante la Comisión del Juego de Aragón-, no se avanzara con la medida.

Suárez, que presidió la reunión de la Comisión del Juego, insistió en que "el decreto se para por entender que no cumple con la Ley de Medidas Fiscales de 2014, en la que aparece una disposición por la que se requería acuerdo entre los sectores implicados".

El consejero señaló que el procedimiento se inició "porque había que hacerlo, a instancias del sector de la hostelería", aunque "el Gobierno no lo va a llevar adelante". A pesar de eso, Suárez dejó en claro que "si algún día el sector de la hostelería y el sector del juego quieren llevarlo a buen puerto, deberán alcanzar un acuerdo para que esta iniciativa sea positiva para todo el mundo".

Mientras que los hosteleros veían en este decreto una oportunidad para hacer más atractivos sus negocios, para los empresarios del sector del juego suponía una amenaza a sus negocios. Estas divergencias imposibilitaron un consenso para sacar adelante este Decreto.

La patronal del sector de los salones de juego habían criticado duramente esta propuesta, por considerar -entre otras cuestiones- que no se les tenía en cuenta ni se les había consultado, además de que la medida suponía una intromisión en su sector muy castigado por la crisis económica. Asimismo, consideraban que no iba a generar un gran beneficio a los bares que dispusieran de esta opción de
juego, y podría fomentar la ludopatía al no haber controles de acceso ni de identificación. El sector ya había anunciado su intención de recurrir esta normativa si salía adelante.

El presidente de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza, Pedro Giménez, expresó que no le sorprendió la decisión del Ejecutivo aragonés de paralizar el decreto. "Todo se deja para la próxima legislatura. Espero que el próximo Ejecutivo gobierne más y no busque tanto el consenso", indicó, tras lamentar que no se les haya invitado a la reunión de este miércoles.

Desde la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) mostraron su "satisfacción" por la decisión del Ejecutivo y lamentan que "no haya habido apenas negociación", tal y como manifestó el presidente de esa asociación, Raúl Rubio. Su principal reivindicación es que "no se ha contado con las pequeñas empresas del juego aragonesas".

"No era un no a todo", dijo Rubio, quien reconoció que sí suponía una "amenaza" para el sector del juego. Asimismo, apuntó que "no beneficiaba a todos los bares" ya que, según explicó, de los 5.000 bares que existen en la Comunidad actualmente sólo se iban a implantar 1.250 terminales. "Cuatro de cada cinco bares iban a quedarse sin la posibilidad de realizar apuestas deportivas".


 

 

Fuente:www.aragondigital.es y www.elperiodicodearagon.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner