Imputan Al Gerente Del Casino Balear Por Desobediencia

El gerente del Casino Teatro Balear, José Antonio Fernández, fue imputado por la titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Carmen González, por un presunto delito de desobediencia. La jueza considera que pudo haber ordenado quitar el precinto y proseguir con las obras de acondicionamiento, a pesar de la prohibición.

La juez instó a la Policía Nacional a que averigüe si el gerente del Casino situado en la plaza del Comtat del Rosselló de Palma rompió el precinto. Esta medida había sido implantada el pasado 19 de enero en la puerta del Teatro Balear para impedir que prosiguieran las obras, al carecer de licencia municipal.

Unos días después de que el precinto fuera colocado en la puerta del Casino, desapareció. Efectivos de la Patrulla Verde de la Policía Local y celadores municipales se personaron en el lugar y certificaron el quebrantamiento de la medida impuesta en el acceso principal de las instalaciones.

La comisión municipal se personó en el establecimiento y nadie les abrió la puerta. No obstante, los celadores escucharon desde la calle "ruidos compatibles con la realización de obras" en el interior.

La propiedad del Casino Teatro Balear mantiene un prolongado pulso con el Ayuntamiento de Palma, que ahora se ha hecho extensivo a los juzgados.

Precisamente ayer, dos testigos citados por la juez que instruye la querella presentada por el promotor del Casino Teatro Balear contra el gerente de Urbanisme de Cort, Fernando González, discreparon sobre la decisión del gobierno municipal de paralizar las obras y denegar la licencia de esa infraestructura.

El letrado asesor d'Urbanisme, Josep Grimalt, declaró que
se ratificaba en el informe que redactó favorable al Casino Teatro Balear, y el jefe de los servicios jurídicos de Cort, Miquel Antich, sostuvo que está justificada la decisión de suspender el inicio de las obras. Agregó que no había ningún fundamentos de derecho que ampare la denegación de la licencia, tal y cómo lo expuso en el informe que redactó el pasado 24 de octubre.

Como se recordará, la empresa Casino Playa de Palma denunció que su competidor estaba realizando obras sin la correspondiente licencia municipal. A raíz de la rotura del precinto, los denunciantes solicitaron al departamento de Disciplina Urbanística que adoptaran "las medidas pertinentes para el establecimiento del orden urbanístico y que se proceda a ordenar la demolición y retirada de todas aquellas obras llevadas a cabo, muy especialmente, la ejecutadas".

Las denuncias contra la propiedad del Casino del Teatro Balear no quedaron circunscritas exclusivamente a la vía administrativa. Los denunciantes también emprendieron acciones por la vía penal contra los responsables del establecimiento por un presunto delito de desobediencia. La juez la estimó y decidió imputar al gerente.

Por su parte, el responsable del Casino Balear dio una rueda de prensa a principios de mes en el que recomendaba no invertir en Palma "porque está gobernada por Pancho Villa".


 

 

Fuente:www.diariodemallorca.es y ultimahora.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner