Planean Permitir Casinos En París

La capital francesa podría en poco tiempo volver a tener casinos ubicados dentro de los límites de París, si prospera la idea de "la creación de una oferta legal de juegos", que el gobierno está estudiando para terminar con los denominados círculos de juego que protagonizaron diversos escándalos y para contrarrestar la creación de casas de apuestas ilegales. Actualmente, debido a una ley que data de 1907, está prohibido abrir casinos en la ciudad de París.

La Ciudad Luz está pasando por una disminución de ingresos. Desde el 2008 se cerraron ocho de los diez círculos de juego con que contaba la capital. Los dos últimos generaban para el erario de París de 7 a 8 millones de euros por año en impuestos, según datos del municipio.

Si bien el gobierno está considerando el establecimiento de casinos en París, la ciudad aún no dió su consentimiento. El Ministerio del Interior dio a conocer en febrero su intención de avanzar en "la creación de una oferta legal de juegos" y evitar así las casas de juego ilegales, lo que según una fuente conocedora del asunto calificó como uno o dos casinos.

Hacia finales de abril, el prefecto Jean-Pierre Duport deberá dar su informe luego de entrevistarse para escuchar opiniones con representantes de casinos y grupos políticos del Ayuntamiento parisino.

Desde el comienzo del siglo 20, con el fin de combatir la adicción a los juegos de azar, el mercado de los casinos está estrictamente regulado. Pero la regulación fue evolucionando a menudo en los últimos años, beneficiando a muchas ciudades, excepto a París.

La ley de 1907 prohíbe la apertura de casinos en las ciudades, excepto en los pueblos costeros, y con la autorización del Ministerio del Interior, basándose en que el entretenimiento del juego es válido en zonas turísticas o vacacionales. En 1920 una enmienda a esa legislación prohíbe "operar un casino con salas de juego a menos de 100 kilómetros de París". Otra modificación exime de cumplir con esa ley a balnearios como Enghien-les-Bains (a unos veinte kilómetros de la capital), donde recibe a jugadores parisinos.

Durante años, para llenar el vacio producido por esa
legislación, se fueron abriendo círculos de juego en París, los cuales no cuentan con tragamonedas ni ruletas, y funcionan como una asociación sin fines de lucro, algo totalmente inadecuado para una actividad muy rentable como el juego de azar.

"La condición jurídica y el funcionamiento de ciertos círculos han contribuido a la aparición de diversos delitos y fraudes. El tiempo de la opacidad ha terminado. Hay que pensar, y ese es el desafío de esta misión, sugerir lugares de juegos transparentes y controlados", dijo una fuente cercana al tema citada por Le Parisien. En medio de la malversación de fondos desde el año 2008, ocho fueron los círculos cerrados de los diez que había en la capital.

Aún no se conoce realmente si la decisión es la de eliminar esa ley del 1920, o simplemente crear pequeños casinos en lugar de círculos de juego, como es habitual en Londres.

En 1988, otras ciudades fueron autorizados por la ley para abrir un casino. La condición era ser turística y tener al menos 500.000 habitantes. Además, con la recaudación por el juego se debía participar con un 40% en el funcionamiento de un centro teatral o de una orquesta nacional. Pero París sigue siendo regulada por la ley de 1920, y no se ve afectada por esta nueva regulación. En total, en la actualidad hay 199 casinos en Francia, en ciudades como Burdeos, Toulouse, Lille y Niza.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, admitió que el Ministerio del Interior avanzó con el tema, pero que "por ahora, la ciudad no ha fijado su posición", mientras que uno de los principales operadores del sector del juego confió que "seguimos todo de cerca, si hay una oferta, está claro que vamos a participar".


 

 

Fuente:www.europe1.fr y bfmbusiness.bfmtv.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner