Piden Revelar Documentos Que Relacionarían A Adelson Con La Mafia China

Dos organizaciones solicitaron a un juez del distrito del condado de Clark en Nevada, que permita levantar el secreto de confidencialidad sobre los documentos que podrían revelar lazos comerciales entre la empresa del magnate Sheldon Adelson, Las Vegas Sands Corp. y miembros de alto rango de las organizaciones mafiosas chinas conocidas como tríadas.

Guardian News & Media, editor del diario británico The Guardian, y Campaign for Accountability (campaña por rendición de cuentas), una nueva organización de vigilancia sin fines de lucro, presentaron mociones separadas para intervenir y solicitar se den a conocer los registros documentales en el caso de despido injustificado interpuesto por el ex ejecutivo Steven Jacobs contra Las Vegas Sands y Sands China, Ltd.

Las organizaciones solicitaron específicamente a la jueza Elizabeth González, quitar el precinto de las prueba 1100, también conocida como el Informe Vickers. Los informes fueron recopilados por el investigador privado Steve Vickers, un ex oficial de la policía de Hong Kong.

Ambas organizaciones sostienen que los informes implican asuntos de interés público extremo: posibles vínculos de negocios entre Sands y Cheung Chi Tai y Heung Keung Wah, supuestas figuras del crimen organizado en China.

De acuerdo con Campaign for Accountability, la cual presentó su moción el lunes, el grupo busca acceder a los informes "para servir al apremiante interés público, en el conocimiento de la medida en que Sheldon Adelson ha utilizado dinero adquirido a través de la actividad delictiva en los casinos de Macao, para hacer contribuciones de campaña a los candidatos a cargos públicos". La organización está representado por el abogado de Las Vegas, Allen Lichtenstein.

Las autoridades internacionales policiales afirmaron que los grupos mafiosos chinos o tríadas, tienen influencia sobre los operadores "junket" de gama alta que organizan visitas de grandes jugadores, a los salones de juego privados en los casinos de Macao.

El año pasado, el gobierno chino tomó medidas enérgicas contra la corrupción y el soborno que involucra a estos operadores. La medida adoptada por el gobierno se considera como la razón principal de que los ingresos por el juego en Macao hayan caído un 37% en el último año.

"Teniendo en cuenta el grado en que la riqueza de Adelson deriva de sus casinos de Macao -y el grado en que los casinos de Macao obtienen sus ganancias de las visitas, que son controladas por las tríadas y están fuertemente involucrados en el lavado de dinero-, es muy posible que fondos del crimen organizado de Macao acabaran en las arcas de los candidatos a cargos federales y/o en los tesoros de los llamados grupos de dinero oscuros que los apoyan", de acuerdo con la moción presentada por Campaign for Accountability.

El documento señala que la legislación estadounidense prohíbe a los extranjeros realizar directa o indirectamente contribuciones en las elecciones federales, estatales o locales.

"Adelson fue el mayor financiador particular de la carrera presidencial de 2012 y ha indicado que va a gastar cantidades importantes en la carrera de 2016", de acuerdo con el movimiento. "Él está tan ávidamente cortejado por los aspirantes presidenciales republicanos, que la prensa con frecuencia se refiere a los esfuerzos para asegurar su apoyo financiero como la 'primaria Adelson'".

El documento cita a The Huffington Post, que informó que Adelson puede haber invertido tanto como U$S 150 millones en un esfuerzo por derrocar al presidente Barack
Obama en las elecciones del 2012.

"El acceso a los documentos solicitados informará y aumentará la conciencia pública sobre el papel del Sr. Adelson en la política electoral, y proporcionará la transparencia necesaria para que el público mantenga la responsabilidad sobre los funcionarios y candidatos a cargos públicos que aceptan su dinero", sostiene la organización de vigilancia.

Según el documento, las partes en el caso se han centrado en sus "intereses individuales" en los argumentos sobre la confidencialidad de los informes.

"El asunto de interés público ha sido prácticamente ignorado", sostiene Campaign for Accountability en sus argumentos a la jueza.

Guardian News & Media se describe en su movimiento como una sociedad de responsabilidad limitada de Delaware. Además del periódico, la compañía publica theguardian.com, que describe la página web del periódico en idioma Inglés como la segunda más grande del mundo.

La moción de esta compañía, presentada el 29 de mayo, sostiene que el público tiene de acuerdo a la Primera Enmienda el derecho a acceder a los informes de Vickers.

"Si bien este caso se ha protocolizado como un caso de despido injustificado, los argumentos en el curso de un litigio han ido mucho más allá de cualquier disputa laboral típica, llegando a asuntos de gran interés público que incluyen acusaciones de corrupción y vínculos con el crimen organizado en China", sostiene en su argumento ante la jueza.

Una audiencia sobre la petición de The Guardian está fijada para el 18 de junio. El periódico está representado por el abogado de Las Vegas, David Merrill.

De acuerdo con la moción, ni las partes ni el juez han "articulado ninguna razón de peso para" mantener el informe Vickers bajo secreto.

"El público tiene el derecho de ver el contenido de estos informes, no sólo para que pueda evaluar esta corporación pública y su supervisión oficial, sino también para ayudar a evaluar las acciones del sistema judicial y sus litigantes", indica en su argumentación.

Jacobs, ex presidente y director ejecutivo de Sands China, presentó la demanda de despido injustificado, poco después de que fue despedido en 2010. El caso hizo varios viajes a la Corte Suprema de Nevada, mientras que las partes discutieron sobre que juzgado tenía jurisdicción sobre la demanda. La jueza González determinó el mes pasado que su jusgado tiene jurisdicción sobre el caso.

Durante una audiencia sobre el tema jurisdicción, Adelson declaró que había "por lo menos 34 buenas razones" para la salida de Jacobs, pero el ejecutivo despedido afirmó que su relación laboral terminó "por denunciar irregularidades y por colocar los intereses de los accionistas por encima de los de Adelson".

Adelson, también acusado en el caso, afirma que Jacobs hizo falsas acusaciones para chantajear a la compañía.

Todd Bice, que representa a Jacobs, dijo que se opuso al secreto sobre los Informes Vickers. Indicó que los acusados "han tratado de hacer algún tipo de solicitud de confidencialidad" para casi todos los documentos del caso.


 

 

Fuente:www.reviewjournal.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner