Otro Escándalo Por La Mafia De Apuestas Deportivas

El club de fútbol Fenerbahçe, campeón de la liga turca de fútbol, fue excluido de la Liga de Campeones 2011-2012, debido a que está involucrado en una investigación sobre arreglo de partidos y mafia de apuestas.

El club de Estambúl, Fenerbahce, dieciocho veces campeón de la Liga Turca,  quedó excluido en la víspera del sorteo de la fase de grupos, de la próxima edición de la Liga de Campeones de Europa, por ser eje de una investigación por manipulación de resultados para el mercado de las apuestas deportivas.

Expulsado el Fenerbahce, y reemplazado por el Trabzonspor, indirectamente se clasificó al equipo de Marcelo Bielsa, Athletic de Bilbao, a la fase de grupos de la Europa League, asegurando al club vasco, sin jugar, la presencia en el segundo torneo a nivel de clubes europeos. Todo un alivio para el Athletic, que se encontraba en Turquía para afrontar un partido complicado tras apenas igualar 0-0, contra su archi-rival, en el juego de ida disputado en San Mamés.

La federación turca de fútbol (TFF), dijo que retiró al Fenerbahce del sorteo tras una reunión de emergencia, a menos de 24 horas de que participara en el sorteo de los 32 clubes que competirán en la ronda de grupos.

La Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA) había escrito a la federación turca pidiéndole que el Fenerbahçe se retirara de la Champions y que la FTF adoptara la decisión de excluirlo o afrontar un procedimiento disciplinario.

"Si no cumplíamos, la UEFA dijo que iniciaría una investigación disciplinaria por su cuenta y tomaría sanciones contra la Federación de Fútbol de Turquía, es decir, contra nuestro país", informó el comunicado de la máxima entidad turca.

Este escándalo, causado por la investigación en Turquía, amenaza con ocasionar estragos en la principal competencia de clubes de la UEFA, ya que Fenerbahce tenía previsto disputar seis partidos en la etapa de grupos entre septiembre y diciembre.

La UEFA, por su parte, ya había advertido que expulsaría a cualquier equipo involucrado en arreglo de partidos. "El panel (de emergencia de la UEFA) ha tomado la decisión correcta para proteger el juego, en total concordancia con la política de tolerancia cero con el amaño de partidos", declaró el secretario general de la UEFA, Gianni Infantino. "Con su decisión, demuestra que asume la responsabilidad total en la lucha contra la corrupción", añadió.

Un total de 30 jugadores y dirigentes habían sido puestos en prisión preventiva la semana pasada, entre ellos el presidente del club, Aziz Yildirim, y el entrenador y
vicepresidente del Besiktas, por la sospecha de hasta 19 partidos de la Liga en los que el resultado fue manipulado para obtener ganancias en las apuestas.

La decisión de la Federación Turca de Fútbol (FTF), adoptada bajo presión de la UEFA, se suma a las preocupaciones entre los clubes por los ingresos desde que surgió el caso en los tribunales, aunque aún no se ha adoptado ninguna decisión sobre un posible descenso de categoría de ninguno de los equipos investigados.

Los canarios amarillos, como se apoda al club implicado en el conflicto de las apuestas, declaró que va a apelar su exclusión de la Liga de Campeones, arguyendo que la investigación sobre amaño de partidos en la que está implicado ha sumido en la confusión al fútbol del país mediterráneo. El club dijo en un comunicado que la postura de la UEFA sobre este asunto es antirreglamentaria y que podría adoptar medidas legales tanto contra el organismo rector del fútbol europeo como contra la federación turca, subrayando el principio de "inocente hasta que se demuestre lo contrario". "Con esta decisión, la FTF ha cedido ante el enfoque antirreglamentario de la UEFA", afirmó el club en su web.

El Fenerbahçe preguntó por qué la propia UEFA no adoptó la decisión de excluirlo y que si pretende que sea la federación turca la que asuma la responsabilidad legal y financiera si el tribunal decidiera finalmente que el club de Estambul no es responsable y buscara indemnizaciones. "¿Ha sido el Fenerbahçe, y en cierto modo, el fútbol turco, convertido en un chivo expiatorio para encubrir el fracaso de la UEFA a la hora de combatir el amaño de partidos y las apuestas?" preguntó.

Además, expresó su preocupación por la pérdida de ingresos, dado que su exclusión de la Champions representaría unos 25 millones de euros,  sumado a que sus acciones se hundieron un 9% en la Bolsa de Estambul, mientras que las del Trabzonspor, quien se decidió que será su reemplazo a pesar de que curiosamente es otro de los sospechados, subieron un 10%.

El inicio del campeonato ha sido pospuesto hasta el 9 de septiembre para que su comité de ética pueda investigar las alegaciones y facilitar la toma de decisiones, que podría implicar el descenso de categoría de algunos equipos. Sin embargo, la federación dijo que no adoptaría decisiones respecto a los clubes vinculados hasta que el tribunal que lleva el caso aceptara los cargos y levantara el secreto de sumario.


 

 

Fuente: america.infobae.com, www.latercera.com y es.eurosport.yahoo.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner