Para Los Expertos El Jugador Responsable Apuesta De Forma Moderada

Se celebró este viernes en Madrid una Jornada sobre Juego Responsable, durante la cual se presentó la guía digital "Es tu turno, juega con responsabilidad", en el marco del proyecto de consumo "Juego y apuestas: consejos y recomendaciones para consumidores vulnerables", organizado por la Confederación Española de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (HISPACOOP), en colaboración con la Fundación ONCE.

La responsable del área de Consumo de HISPACOOP, Carmen Redondo, explicó el contenido de esta guía que tiene como objetivo la prevención de las conductas adictivas y la protección de los derechos de los consumidores, principalmente de los grupos especialmente vulnerables como jóvenes, familias con hijos adolescentes, personas con discapacidad, o personas de mayor edad.

El jugador responsable es el que busca el juego como entretenimiento, el que apuesta de forma moderada, no asume riesgos, y pone límites de tiempo y dinero, recoge la guía.

Redondo detalló que la guía -que está disponible en la página web de HISPACOOP- recoge las características del jugador responsable, entre las que se incluyen el conocer la cantidad que se va a apostar con anticipación, respetar las reglas y normas del juego y mantener el control.

"Un jugador responsable -afirmó- no juega por dinero, sino por placer; por diversión, para entretenerse; y no pide dinero prestado para seguir jugando". Además, los juegos no deben interferir en las relaciones personales, sociales y laborales del jugador.

Asimismo, Redondo apuntó que la guía desmonta algunos mitos sobre el juego y las apuestas, entre ellos, que jugar más no implica recuperar el dinero perdido; que no hay patrones ni estrategias en los juegos de azar como las tragamonedas; que en la lotería puede salir cualquier número, igual que en la ruleta puede salir "el rojo o el negro"; y que cada resultado es independiente. "Es cuestión de suerte", enfatizó.

Por otra parte, el manual también ofrece consejos para aquellos que quieren dejar de jugar. Así, lo primero que deben hacer es reconocer que tienen un problema, no mentir, señalar los motivos por los que se quiere abandonar el juego; buscar alternativas de ocio; pedir ayuda a conocidos; evitar tentaciones y estímulos; y controlar los gastos. La guía incluye una serie de números de teléfono donde solicitar ayuda.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR), Máximo Enrique Gutiérrez, ofreció una ponencia titulada "Juego Responsable, responsabilidad en el juego", en la que indicó la "responsabilidad" en materia de juego responsable que deben tener las administraciones que, a su juicio, "no sólo tienen que ser reguladores".

"Un euro invertido en prevención, seguramente ahorre tres
euros en rehabilitación", dijo Gutiérrez, al tiempo que hizo hincapié en la necesidad de "poner en orden el caos que hay en la publicidad del juego". En esta línea, alertó de que algunos "famosos" que anuncian el juego "tienen una imagen muy significativa para los menores de edad".

Asimismo instó a los presentes a "llamar a las cosas por su nombre" porque, en su opinión, "la palabra ludopatía no es mala, sino que mala es la lodopatía".

Del encuentro participó la directora ejecutiva de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), Teresa Robledo de Dios; el presidente de HISPACOOP, Mikel Larrea Azpeitia; el director general de Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso; el director general de ONCE, Ángel Sánchez Cánovas; y el director general de Ordenación del Juego, organismo que pertenece al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Carlos Hernández Rivera.

Durante el acto, conducido por el director general adjunto de Juego ONCE, Patricio Cárceles, el director general de Ordenación del Juego inauguró la jornada y afirmó que el juego responsable es "uno de los pilares fundamentales" del trabajo de su organismo por ser "el mayor de los objetivos" que tiene encomendados.

Hernández Rivera puntualizó que las nuevas tecnologías y el juego en Internet produjeron un nuevo escenario, "donde se ponen de manifiesto nuevos riesgos" a los que la administración y los operadores del juego deben hacer frente conjuntamente para que el juego "no se convierta en un problema para el que lo disfruta y sus familiares".

Por su parte, el director general de la ONCE defendió que el juego debe ser un "acto de ilusión y no un problema personal o familiar"; y recordó que convertirse en operador de juego permitió a la ONCE y sus miembros la integración laboral y social, así como les aportó la "dignidad" de mantener a sus familias con su "esfuerzo".

La directora ejecutiva de AECOSAN y el presidente de HISPACOOP indicaron que la guía es un documento que busca sensibilizar y alertar de los riesgos que supone un mal uso de los juegos y las apuestas.

El proyecto, financiado por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, AECOSAN, organismo que pertenece al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se desarrolla en el marco del Convenio de Colaboración firmado con Fundación ONCE para promover el juego responsable en España. La ONCE contribuye en la comunicación y difusión del proyecto.


 

 

Fuente:www.teinteresa.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner