Condenan A Tres Británicos Por Estafa A Casino Monegasco

Tres hombres de nacionalidad británica fueron condenados hoy a penas de prisión que van de 10 a 30 meses, acusados de hacer trampa en las mesas del lujoso casino de Montecarlo, en el Principado de Mónaco.

Los jugadores utilizaron un sistema de fichas falsas para estafar en 3,66 millones de euros durante un año, a la célebre sala de juego de la Costa Azul, principalmente en las mesas de ruleta inglesa.

Deberán pagar como indemnización 850.000 euros a la Société des Bains de Mer (SBM), operadora del casino, que se presentó como demandante en la causa civil contra los jujadores.

Los individuos manipularon fichas (sin valor nominal) que adquirían a 10 euros para luego desplazarse a otra mesa y simular que su valor era de 1.000 euros. Un estrategema perpetrado durante abril de 2014 y junio de 2015, momento en que fueron detenidos.

La ruleta inglesa, un híbrido entre la ruleta europea y la amricana, puede acoger a siete jugadores que cada uno elije el color y el valor de sus fichas. Los croupiers por falta de atención, no controlaban el número exacto de fichas de cada color después de cada jugada, lo que facilitaba la actuación de los estafadores.

Uno de los acusados, Sajid Rashid de 49 años, nacido en Pakistán, que es descripto como "el cerebro de la operación", dijo que estaba sorprendido por la acusación. "Yo juego en todo el mundo, desde Australia a Londres. En 31 años de juego, vi a miles de personas mantener sus fichas con ellos para tomaraw un descanso!", comentó con calma.

Rashid tiene prohibido de pro vida ingresar en los casinos de Londres, donde utilizó unos 28 alias, y ya fue condenado a 14 meses de prisión por hacer trampa en ese país.

En Mónaco operaba principalmente con Qamar Hussain, un británico de 26 años. Un tercer protagonista, Zahidul Haque Khan, de 45 años, nacido en Bangladesh, se desempeñado en la estafa en un segundo tiempo y fue condenado a 10 meses en prisión. Es el único que negó cualquier trampa, incluso si la cámara de video de seguridad del casino lo registró ocultando fichas en su bolsillo cinco veces.

Los británicos se encuentran en la cárcel monegasca -que tiene sólo veinte celdas-, desde junio pasado. Se trata de un edificio con vistas al mar por debajo del famoso Museo Oceanográfico.


 

 

Fuente:www.midilibre.fr

 

 


 
Banner
Banner
Banner