Denuncian Anomalías En El Hipódromo De Mijas

El Hipódromo de Mijas en Málaga -una de las pocas instalaciones deportivas de este tipo que existen en España para la práctica de los deportes hípicos-, vive probablemente su peor momento tras la nueva denuncia de irregularidades en el contrato que mantiene el Ayuntamiento con los actuales gestores del predio; Ramón Beca y Manuel Blázquez de Costa del Sol Equestrian Tour.

La problemática situación del Hipódromo Costa del Sol, se acrecienta después de que a finales de 2013 se dejaran de realizar carreras de caballos y en la actualidad el alcalde de Ciudadanos, Juan Carlos Maldonado, decidió la liquidación de la sociedad mixta que gestionaba el recinto (90% municipal y 10% de Unicaja), pero sin que todavía se haya cortado toda su actividad para reinventar la instalación, y los actuales gestores mantengan una actividad totalmente en entredicho.

Se suma además que la categoría de sus eventos habría bajado de tres estrellas a dos (sobre 5), lo que da una medida del descenso de nivel de este centro, que en cualquier carrera de caballos de su época anterior era capaz de concentrar a miles de personas, y repartir millonarias cifras entre sus apostantes y participantes.

Según varios ex socios de esta concesionaria actual, la actual responsable, dedicada más a la competiciones de saltos, habría dejado de cumplir con muchas de las exigencias del contrato de arrendamiento que estos nuevos responsables habrían firmado con la sociedad mixta responsable del recinto en febrero de 2014.

En concreto se calcula que Costa del Sol Equestrian no habría cumplido con la inversión inicial estimada de 2,3 millones de euros para determinadas infraestructuras en el espacio, y hasta el momento sólo habría invertido una cifra cercana a la mitad de lo comprometido, según esas mismas fuentes.

Además de ello, a esta nueva dirección se le habría encontrado numerosas deficiencias a la hora de actuar en materia de seguridad, salubridad, aprovechamiento de otros espacios que no le corresponderían y hasta se habrían sucedido en su interior episodios de cortes de luz por impagos y robos que habrían sido denunciados ante la Policía Local, sin más trascendencia para cortar su contrato.

De esta forma, la mala gestión de los eventos hípicos que
desde 2014 se celebraron en estas instalaciones estaría devaluándose. De hecho en el último evento de principios de año se esperaban hasta 1.000 caballos participantes y finalmente sólo se habrían recibido unos 300 equinos, según fuentes denunciantes de esta nueva situación.

Esto estaría ocurriendo en uno de los recintos con mayor potencialidad de España y con una de las escuelas ecuestres que mejor funcionan, todavía activa en su interior, con muchas medallas nacionales ganadas. Este evento último tuvo por título la Winter Tour 2016, y tuvo por fecha de realización desde el 8 de febrero al pasado 27 de marzo.

El Ayuntamiento de Mijas tuvo desde el 17 de febrero un informe interno desfavorable a su celebración, que por ser notificado más de 30 días después a los organizadores (con una dilación excesiva a los plazos habituales a estas cuestiones de urgencia) no evitó la celebración de principio a fin del evento.

De hecho, uno de los informes que emitió la técnico de Administración General del departamento de Industria del Ayuntamiento de Mijas al respecto pidió la suspensión del mismo, circunstancia que no ocurrió y que tampoco se ve que va a obstaculizar la celebración de nuevos eventos, pese a la certeza de que se podrían incumplir los mismos parámetros.

El anterior alcalde popular, Ángel Nozal, denunció que se deberían recibir unos 80.000 euros en ingresos por cada carrera en concepto de participación en las apuestas deportivas pero que, en realidad, el Hipódromo de la Zarzuela, encargado de transferir los fondos, apenas enviaba la mitad. Divergencia por la que habrían cesado las carreras. Por otro lado se produjeron impagos a los jockeys y en premios previamente en 2012. Luego llegó el recorte de la plantilla "cuasimunicipal" de este recinto.

Por su parte, el grupo político de la oposición Costa del Sol Sí Puede (Podemos) denunció las condiciones de trabajo que ofreció la nueva empresa gestora del hipódromo; "49 días sin descanso, de 9 a 21 horas, por 1.350 euros".


 

 

Fuente:www.elmundo.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner