La Victoria Del Leicester Arruina A Las Casas De Apuestas

Las casas de apuestas del Reino Unido, deberán pagar consistentes sumas a los apostadores que confiaron en que el Leicester resultara ganador de la Premier League. El pequeño club de fútbol recibió las congratulaciones del mundo futbolístico por ser el primer equipo en ganar la Liga inglesa fuera de Arsenal, Chelsea, Manchester City o Manchester United, desde que lo lograra el Blackburn en 1995.

El título llegó luego del empate del Chelsea 2-2 con el Tottenham, que ya no podrá alcanzar a los dirigidos por Claudio Ranieri.

Este campeonato provocará un desembolso estimado de 13 millones de euros para los apostadores que invirtieron su dinero en el equipo comandado por Mahrez y Vardy.

Según datos de la casa de apuestas Ladbrokes, 47 personas apostaron por este club al inicio de la temporada.

"La victoria del Leicester puede ser el mayor desastre en la historia de las apuestas. Sería el peor resultado para nosotros financieramente", dijo Alex Donohue, directivo de Ladbrokes, a la BBC.

El título en Inglaterra era pagado 5 mil a uno por las casas de apuestas.

Según The Telegraph, la alegría de ganadores de apuestas contrasta con la tristeza de los bookmakers, que en muchos casos perdieron millones de libras esterlinas.

Muchos jugadores impacientes prefirieron cobrar menos
dinero, pese a que el título del campeonato estaba en el bolsillo. Así varios apostadores aceptaron la propuesta de rebajar la cantidad a percibir por la casa de apuestas, pese a haber apostado por un Leicester campeón. Estos seguidores decidieron cobrar de inmediato antes de conocer los resultados, aunque menos dinero del que podrían haber ganado.

Para poner en perspectiva, que Kim Kardashian se convirtiera en Presidente de Estados Unidos, pagaría 2 mil a uno, lo mismo que si Elvis Presley estuviera vivo.

Situada entre Londres y Leeds, Leicester tiene 300.000 habitantes que nunca disfrutaron del fútbol tanto como ahora. En la temporada pasada, su club peleaba por mantenerse en primera y, cuando los dirigentes contrataron al italiano Claudio Ranieri, una cláusula decía que recibiría un bono de US$ 151.000 por cada puesto que el equipo ocupara por encima del último lugar. Gracias a ese detalle, el técnico se llevará al bolsillo US$ 3 millones adicionales.


 

 

Fuente:elmundodecordoba.com y gestion.pe

 

 


 
Banner
Banner
Banner