Casino Solicitó Rebaja Del 75% En Los Impuestos

La empresa propietaria del casino español de Asturias, reclamó al Ayuntamiento una rebaja del 75% en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), por considerar que el negocio se tornó "inviable económicamente por la alta presión" impositiva.

En la petición, que fue rechazada por recomendación de la Intervención municipal, el Grupo DC que preside José Antonio Díaz Carbajosa, alega que la actual situación económica "es muy distinta" a la que existía hace diez años, cuando la sala abrió por primera vez sus puertas.

Asegura que las cantidades jugadas por los clientes del casino se redujeron un 69%, lo que ha supuesto una caída de los ingresos brutos del 71,3%. Por ello, dadas las "dificultades económicas que atraviesa", pide que se aplique a este equipamiento lo previsto en el artículo 88.2 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que habilita a los ayuntamientos a bonificar hasta con un 95% en el IAE determinadas actividades económicas en las que concurran circunstancias que así lo justifiquen por su utilidad municipal.

"La alta presión por las tasas de juego y la elevada tributación del IAE hacen que el proyecto sea inviable económicamente", sentenció el empresario.

Carbajosa limita el descuento deseado al 75% y pone como argumentos "el especial interés en materia de promoción y equipamiento turístico" que tiene el casino para la ciudad, así como "el mantenimiento y generación de empleo y el impulso económico" que en su opinión van asociados al funcionamiento de la sala.

El año pasado la empresa pagó al Ayuntamiento en concepto de IAE 397.507,20 euros. Esta cantidad representa el 4,3% de los 9,1 millones de euros que recaudaron por este impuesto las arcas municipales en todo 2015. Con la rebaja del 75% propuesta, la cuota tributaria sería tan solo de 99.376,80 euros, con un ahorro para el Casino de 298.130,40 euros.

El informe elaborado por la Intervención municipal como respuesta a esta solicitud señala que, si bien existe la posibilidad de bonificar el IAE en los supuestos mencionados por Carbajosa, el Ayuntamiento no está
obligado a hacerlo. De hecho, "nunca ha hecho uso de esa potestad". Recuerda que para su aplicación sería necesario modificar la ordenanza fiscal correspondiente y además el Estado no compensaría de ninguna manera a las arcas municipales por el dinero que dejarían de ingresar con esa bonificación.

Señala que la referencia al interés turístico del casino excede de los supuestos recogidos "expresamente" por la ley para poder aplicar este tipo de beneficios fiscales y entiende que el único en el que podría tener encaje esa bonificación sería en el del fomento del empleo. No obstante, añade que "ya existen importantes ventajas vinculadas al inicio de una actividad económica". Cita a este respecto la exención total del pago del IAE durante los dos primeros años de actividad, la bonificación del 50% que se aplica durante los cinco años siguientes y la posibilidad de reducir en un 25% la cuota del impuesto a quienes durante el año anterior hayan incrementado en un 10% el número de trabajadores con contrato indefinido.

La interventora concluye su informe advirtiendo de que atender la petición del casino "puede poner en peligro la suficiencia financiera del Ayuntamiento", ya que amparándose en este precedente otras empresas podrían solicitar también la declaración de "especial interés o utilidad pública" de sus actividades, con la consecuente merma de ingresos.

Ayer el Casino puso en marcha una nueva vía de ingresos gracias al acuerdo alcanzado con la casa de apuestas Sportium para instalar una veintena de terminales de apuestas deportivas en su sede de Gijón, en la sala satélite de Oviedo y en ocho bingos y locales de juego del Grupo DC en Gijón, Oviedo, Avilés, La Felguera y Mieres. Son las primeras máquinas de estas características que se instalan en Asturias, al amparo de la última revisión de la Ley Autonómica de Juego y del Reglamento de Apuestas del Principado.


 

 

Fuente:www.elcomercio.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner