Legisladores De Nueva York Legalizan Deportes De Fantasía

El Senado del estado de Nueva York aprobó una ley para legalizar y regular los deportes de fantasía en Internet, que impone nuevas tasas y limitaciones de las compañías tecnológicas operadoras de este sector como DraftKings y FanDuel; concursos que fueron clasificados como juegos de habilidad y no de azar.

La medida fue aprobada entre gallos y medianoche del sábado último, luego de que su promotor, el senador John Bonacic, hizo hincapié en que no es un "juego de azar", a pesar de que estos juegos proporcionarán U$S 5,8 millones al año en ingresos al gobierno estatal.

Si bien la noticia fue un alivio para estas empresas que estaban en la mira, por considerarlas operadores de pronósticos deportivos, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo tiene la última decisión, ya que puede firmar el proyecto de ley, vetarlo, o no hacer nada. Si firma o no hace nada, se convierte en ley. Tendrá 10 días para tomar medidas una vez que se le entrege el texto, pero no está claro cuándo va a ser entregado.

El problema para los operadores de deportes de fantasía, es que la aprobación de la ley de ninguna manera garantiza el final de desafíos legales en el estado.

Cualquier neoyorquino todavía podía presentar una demanda civil en contra de las empresas por violar el artículo 225 de la Ley Penal de Nueva York, que considera ilegal los concursos si suponen un elemento significativo de la oportunidad. Mientras DraftKings y FanDuel sostuvieron durante mucho tiempo que sus competencias son "predominantemente de habilidad," es excesivo argumentar que la fijación de un grupo de atletas que se cree que va a funcionar bien, es algo sin una posibilidad significativa. En definitiva el usuario no tiene control sobre cómo se presentará una lista de atletas de la vida real. Los operadores de deportes de fantasía contestaron que cuando se crea una alineación, su formación está compitiendo contra alineaciones de otros usuarios. El debate sobre la habilidad vs. oportunidad en este negocio está lejos de ser establecida.

Asimismo la Constitución del Estado de Nueva York en su artículo 9 prohíbe cualquier forma de juego (a excepción de las carreras de caballos). El texto se restringe a "lotería o la venta de billetes de lotería, apuestas, o cualquier otro tipo de juegos de azar, a excepción de las loterías gestionadas por el Estado y la venta de billetes de lotería". Alguien os términos del artículo constitucional.

Es poco probable que alguien avence sobre esto, pero si lo hiciera podría encontrar cabida porque el nuevo proyecto de ley etiqueta a los deportes de fantasía como juegos de habilidad, pero esa etiqueta no está controlada, lo que significa que no impide futuras reclamaciones. Un desafío constitucional prevalecería sobre la nueva ley y dejaría a los deportes de fantasía en la situación anterior a la que estaban antes de esta ley. De hecho, para etiquetar de forma permanente estos concursos como que no son juegos de azar en Nueva York, se requeriría una consulta popular para reformar la Constitución del Estado.

El Fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, presentó una demanda contra DraftKings y FanDuel en diciembre pasado por publicidad engañosa, argumentando que su comercialización trató de atraer a los usuarios, convenciéndoles de que podrían fácilmente ganar dinero, cuando en realidad gran parte de los concursos fueron ganados por el talento de un 1% de los veteranos aficionados. Esa demanda fue puesta en espera tras paralizar la actividad de las empresas en Nueva York, pero no fue desestimada de forma permanente, y no es negada por la aprobación de la ley. De hecho, durante el fin de semana Schneiderman reiteró su intención de proseguir con las empresas.

"La Legislatura ha modificado la ley para legalizar los concursos de deportes de fantasía, una ley que va a ser mi trabajo hacer cumplir y defender. Sin embargo, vamos a seguir trabajando para perseguir nuestros reclamos ante DraftKings y FanDuel, que anteriormente recurrían a la publicidad falsa y al fraude al consumidor", dijo el fiscal.

El proyecto de Ley de Nueva York, si se convierte en ley, se espera que tenga un efecto dominó positivo para los deportes de fantasía en otros seis estados (incluyendo California, Mississippi y Tennessee), que ya habían pasado los marcos regulatorios para proteger esta actividad.

"Particularmente en este tema, dado que Nueva York era el centro de atención y fue el lugar donde se está librando la batalla, no me sorprendería que otros estaban mirando a Nueva York. Pero eso va a variar de estado a estado", opinó Jason Robins, CEO de DraftKings.


 

 

Fuente:finance.yahoo.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner