Lavó Mil Millones De Dólares Del Juego Clandestino

Un ciudadano estadounidense fue acusado ante la Corte Suprema de Justicia de Brooklyn, por haber lavado unos mil millones de dólares obtenidos en apuestas ilegales de eventos deportivos entre abril del 2015 y junio pasado, valiéndose de diferentes transacciones desde San José, Costa Rica.

La Policía de Estados Unidos también señaló a otros tres hombres, quienes al parecer trabajaban para el líder de la organización Gordon Mitchnick, de 58 años. Se trata de Joseph Schneider, de 39 años, oriundo de California; Arthur Rossi, de 66, nacido en Nueva York; y Claude Ferguson, de 43, de California.

Se les acusa de los delitos de corrupción, promover juegos de azar, poseer registros de juego y de conspiración en quinto grado. En caso de ser declarados culpables, cada uno podría recibir hasta 25 años de prisión.

La Corte Suprema de Justicia de Brooklyn fijó una fianza de U$S 2 millones para Mitchnick, de U$S 500.000 para Schneider, y de U$S 50.000 para Ferguson. A Rossi, que fue acusado la semana pasada se le impuso una fianza de U$S 50.000.

Kenneth Thompson, fiscal del distrito en Brooklyn, detalló que la empresa ilegal encabezada por Mitchnick tenía una serie de sitios de apuestas deportivas por Internet: www.wagerabc.com, www.thewagerspot.com y www.hustler247.ag; todos con acceso protegido por contraseña.

Los apostadores también podían hacer llamadas a varios números de teléfono gratuitos asociados con los sitios web. Para maximizar las ganancias, la empresa atrajo clientes gracias al "boca a boca" y a la página web www.allourwebsites.com, que muestra las páginas de apuestas deportivas.

La empresa de Mitchnick aceptaba apuestas de miles de personas sobre diversos eventos deportivos profesionales y universitarios, como fútbol, baloncesto, béisbol, hockey y el fútbol americano. Durante la temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) del 2015, que es el periodo máximo de los juegos de azar, las ganancias por estas operaciones ilegales fueron de 927 millones de dólares, según reveló la investigación.

Para poder lavar el dinero, Mitchnick tenía un "cuarto de cableado" en San José, Costa Rica, que operaba como la oficina principal de la operación.

El líder había contratado un grupo de personas, con quienes se comunicaba regularmente por email, mensajes de texto o de Whatsapp, detallaron los fiscales.

La empresa utilizaba una gran variedad de métodos para blanquear sus ingresos, tales como la transferencia de
dinero en efectivo y transacciones electrónicas, entre otras. De hecho, la investigación arrojó que Mitchnick había comprado más de 20 casas para lavar las ganancias de los juegos de azar, aunque no se detalló en cuál país las adquirió.

Las autoridades descubrieron también que la compañía manejaba una "caja grande y constante" de dinero para poder mantener los gastos de operación, como alquiler, salarios, viajes, hardware y desarrollo de software. Por ejemplo, durante la temporada alta de apuestas, estos gastos llegaron a unos U$S 200.000.

No es el primer caso de una empresa que lava dinero desde Costa Rica. El mayor caso de lavado de dinero del mundo se generó precisamente en ese país.

Se trató de la empresa Liberty Reserve, creada en Costa Rica en 2006 y que operaba en Internet mediante la moneda virtual llamada bitcoin. El sistema permitía procesar pagos y hacer transferencias de dineros sin ningún tipo de control ni registro.

En las pesquisas se determinó que, en siete años de funcionamiento, la empres tramitó más de U$S 6.000 millones y se sospechó que ese dinero provenía del narcotráfico y de fraudes con tarjetas de crédito, entre otros delitos.

Más recientemente, un sportsbook radicado en Costa Rica habría usado tarjetas de regalo del sitio de compras Amazon para permitir a estadounidenses hacer apuestas ilegales en Internet y blanquear unos U$S 2 millones.

Se trata de la firma 5Dimes, gerenciada por Marisol Carvajal Cordero, de 35 años, que tiene una empresa en Malta y otra en Emiratos Árabes Unidos, las cuales reportaron ingresos por U$S 1.528 millones en el 2014, pese a que en Costa Rica hipotecó dos veces un terreno para edificar su casa.

Esas compañías, Woodtree Equipment Limited (Malta) y Latitude Global FZE (Dubái), son las mismas que pasaron U$S 67 millones por el Banco de Costa Rica (BCR), mediante cuentas de la empresa de fideicomisos Latinamerica Trust & Escrow Company S. A. (Latco).

El Departamento de Estado de los Estados Unidos señaló en su último informe que Costa Rica es incapaz de contener la creciente penetración del lavado de dinero. Según ese documento, en el país centroamericano se blanquean unos U$S 4.200 millones por año.


 

 

Fuente:www.nacion.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner