Accionistas De Codere Impugnan Acuerdo De Reestructuración

Los accionistas minoritarios de la multinacional española Codere, que aglutina cerca de un 5% del capital social de esa firma, impugnó los acuerdos de la última junta de la compañía en los que la reestructuración de capitales los reduce a un peso meramente testimonial dentro del mapa accionarial.

Estos inversores anunciaron que "en las próximas horas" interpondrán una demanda con el objeto de echar por tierra los acuerdos que en la junta de accionistas dieron vía libre a la reestructuración financiera del grupo, que quedaría bajo el control de los bonistas, si bien la familia Martínez Sampedro se seguiría asegurando la gestión de la firma, conocida especialmente por sus salones de apuestas deportivas.

La denuncia alega que el hasta ahora accionista mayoritario de Codere, Masampe Holding B.V, se encontraba en "conflicto de interés" al momento de celebrarse la junta del pasado 4 de diciembre de 2015, en la que se aprobó la referida reestructuración de capitales y deudas.

Los minoritarios acusan a esta sociedad de haber "encubierto toda la restructuración de la compañía en el seno de un procedimiento en el que los miembros de la familia Martínez Sampedro habían hecho prevalecer su interés personal en detrimento del interés de todos los [demás] accionistas", recoge un comunicado remitido desde el
despacho Cremades & Calvo-Sotelo.

Los representantes legales de estos pequeños accionistas denuncian que los hechos que se imputan "se hace patente con la firma de un acuerdo de restructuración por parte de un número determinado de accionistas, todos ellos miembros de la familia Martínez Sampedro, incluida la sociedad patrimonial holandesa que controlan -Masampe-, con total exclusión de todos los accionistas minoritarios" para luego ser refrendada en junta una vez más por la mayoría que ostenta la propia sociedad holandesa tenedora de acciones.

En el marco de sus exigencias, solicitaron al presidente de la mesa, y su vez del consejo de administración de la compañía, José Antonio Martínez Sampedro, que se sometiera a votación de los accionistas la acción social de responsabilidad frente a los miembros del consejo que formaban parte del mismo al momento de la restructuración, si bien la misma no pudo salir adelante por falta de respaldo.


 

 

Fuente:www.elboletin.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner