Gobernadora De Tokio Respalda La Apertura De Casinos

El polémico debate instalado en la sociedad japonesa acerca de la liberalización del juego en el país, vuelve a ser un tema que retoma actualidad, luego de que la nueva gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, respaldara la apertura de un complejo de casinos en la capital japonesa.

Koike, que ganó los comicios celebrados a finales de julio como candidata independiente, se mostró a favor de esta iniciativa, que a su juicio "haría más atractiva a la ciudad" y "promovería un aumento del número de visitantes extranjeros", según dijo a la la cadena estatal de televisión NHK.

Para poder lograr esto, es necesario cambiar la ley que prohíbe los juegos de azar en Japón.

La política, la primera mujer en su cargo, apoyó así el borrador legislativo para legalizar los casinos en determinadas zonas del país que está elaborando el gobernante Partido Liberal Demócrata (PLD), y para el que aún no existe fecha de tramitación en el Parlamento.

En caso de que esta propuesta legislativa saliera adelante, el Gobierno del Area Metropolitana de Tokio "necesitaría emprender otras medidas para afrontar posibles problemas relacionados con los casinos, como la ludopatía", añadió Koike.

Algunos sectores del PLD, que lidera el primer ministro Shinzo Abe, se mostraron partidarios de abrir complejos de casinos en dos de las mayores ciudades del país, Tokio y
Osaka, para lo cual se crearían áreas con legislación exclusiva para los juegos de azar, inspiradas en los modelos de Singapur, Taiwán o Macao.

La iniciativa, contra la que existen reticencias del socio de Gobierno del PLD, el budista Nuevo Komeito, tendría como objetivo atraer a más visitantes extranjeros y fomentar el gasto de éstos en el país asiático, en el marco de otras medidas para promover el turismo con la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La ley de Japón prohíbe de forma general las apuestas y los juegos de azar, aunque se permiten ciertas excepciones para las carreras de caballos y ciertos deportes de motor y para loterías gestionadas por administraciones locales.

La nueva gobernadora de Tokio también propuso modificar la normativa sobre tabaco, que prohíbe fumar en la calle -salvo en puntos habilitados para ello- mientras que permite hacerlo en locales cerrados como bares y restaurantes, también de cara a Tokio 2020.

Koike dijo que su Gobierno estudiará "nuevas orientaciones" para proteger a los fumadores pasivos, en línea con la política anti-tabaquismo del Comité Olímpico Internacional.


 

 

Fuente:www.el-nacional.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner