Comienza El Madrid Gaming Experience

La primera edición de Madrid Gaming Experience quiere marcar un antes y un después en las ferias de videojuegos con sus mejoradas cifras y la asistencia de más de 100.000 personas. Desde hoy y durante cinco días, este renovado evento centrado en los usuarios ofrece en los 30.000 metros cuadrados de los pabellones 12 y 14 de Ifema -organizadora junto a Game del evento- más de mil puestos de juego con los últimos lanzamientos del sector, el mayor espacio dedicado a la realidad virtual de España, conciertos, robótica, manga y más.

«El modelo de feria que teníamos hasta la edición del año pasado pivotaba sobre el sector industrial y ese modelo decidió no seguir realizándose en Madrid», cuenta el director de la feria, Miguel Aguilar. La cita profesional, Madrid Games Week, se trasladó entonces a Barcelona Games World para desarrollar en la capital un evento más largo, con una oferta diversificada y 100% videogamer.

«Esta feria tiene una parte de videojuegos pero se basa en experiencias», señala Javier Sanz de Andino, director comercial de Madrid Gaming Experience. «Algunas toman como base el mundo de los videojuegos pero también hay experiencias que saltan a la realidad». Por ejemplo, «tienes un videojuego de shooting como el Call of Duty pero también tienes un campo de batalla real montado en 2.000 metros cuadrados donde puedes competir por equipos en una experiencia real con el armamento láser que utilizan las fuerzas de seguridad del Estado para entrenar», explica.

Asimismo, los nostálgicos contarán con RetroWorld, un espacio dedicado a la informática clásica y el videojuego antiguo. Los aficionados del manga podrán disfrutar de concursos de cosplay, karaoke, proyecciones y talleres en Manga-O-Rama. También habrá conciertos de las bandas sonoras de Final Fantasy y Zelda. Y en la sección de robótica los visitantes podrán pilotar drones y ver humanoides de combate.

Este evento ha sido organizado conjuntamente entre la cadena de tiendas GAME e Ifema y en él encontraremos más de 1.000 puestos de juego para probar todo tipo de títulos competitivos, como FIFA 17, NBA 2K17, Street Fighter V, Forza Horizon 3, Tom Clancy's Rainbow Six Siege, Call of Duty: Black Ops III, Destiny: Los Señores de Hierro o Gears of War 4, por mencionar unos pocos ejemplos.

«El videojuego es un hilo conductor para la feria pero de lo
que se trata es de, basándonos en el ocio digital en todas sus vertientes, poder probar el mayor número de experiencias en todas las disciplinas», afirma Sanz de Andino. Volviendo a los videojuegos, además de ampliar el número de puestos de juego -intentando así reducir las habituales colas- y lanzar el Halo Wars 2 en España, Madrid Gaming Experience dedicará un espacio propio a los e-sports. Aquí los asistentes podrán competir entre ellos o ver exhibiciones de famosos youtubers en arenas de juego organizadas temáticamente con «simuladores de lucha como WWE 2K17, Street Fighter V o Super Smash Bros; deportivos como NBA 2K17; de velocidad como Forza Horizon 3, Formula 1 2016 o Mario Kart 8; shooters como Gears of War 4 o Rainbow Six Seige; y de acción y fantasía como Skylanders, Overwatch y League of Legends», cuenta Sanz de Andino.

Obligado a elegir, el director comercial confiesa: «quizá la reina de la feria va a ser la zona de realidad virtual con casi 2.000 metros cuadrados donde vas a tener la mayor exposición de dispositivos y juegos de realidad virtual que ha habido hasta ahora en España. La gente va a poder probar las diferencias, comparar y comprar».

Para terminar, una zona de informática de desarrollo demostrará el importante papel de la industria española en el sector con la primera consola española -un prototipo en fase de crowdfunding llamado Smach Z-, el título para smartphones hecho íntegramente en nuestro país Spaceball Arena, más de 50 desarrolladores patrios y stands ocupados por las universidades que ofrecen estos grados. «Los jóvenes que piensan en el desarrollo de videojuegos como una forma de vida pueden venir y consultar la oferta, descubrir el testimonio de las personas que lo han hecho y hablar con ellos», concluye Sanz de Andino.


 

 

Fuente:www.vandal.net y www.elmundo.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner