Phil Ivey Pierde Otra Vez

La Justicia británica rechazó la apelación del jugador profesional de póker Phil Ivey, sobre la causa en la que se lo acusa de haber hecho trampa usando una técnica con los naipes durante unas partidas de Baccarat, logrando ganar 7,7 millones de libras esterlinas (U$S 9,6 millones).

Ivey, 10 veces ganador del brazalete de la World Series of Poker, "logró sus victorias a través de la manipulación" de las probabilidades a su favor, en el casino de la empresa Genting Bhd., dijo la juez Mary Arden en la sentencia dictada en Londres el jueves.

Ivey -cuya reivindicación original sobre el hecho perdió en el 2014-, ganó el dinero jugando al Baccarat en el casino Crockfords en Londres en 2012. Admitió el uso de una técnica llamada clasificación de borde, que implica la organización de naipes de manera tal de aprovechar las pequeñas diferencias o errores de diseño del dorso de las cartas, para dar al jugador una una mejor idea de los naipes de alto y bajo valor. Dijo que era una táctica legítima para obtener una ventaja sobre el casino durante el juego.

"Esta decisión no tiene sentido", dijo Ivey en un comunicado sobre esta segunda sentencia, y que trata de apelar el fallo
ante el Tribunal Supremo. "El juez dijo que yo no era deshonesto y los tres jueces de apelación estan de acuerdo, pero de alguna manera la decisión ha ido en mi contra. ¿Puede alguien decirme cómo se puede hacer trampa siendo honesto?".

Genting Malaysia es el mayor operador de casinos de Asia y el Pacífico, con una capitalización de mercado de aproximadamente 28.100 millones de dólares, según datos compilados por Bloomberg.

El fallo "reivindica a los pasos que Crockfords ha tomado en este asunto", expresó Paul Willcock, presidente y director de operaciones de la empresa en el Reino Unido. "Crockfords ha actuado de manera justa y honesta en todo momento y nos complace que el Tribunal de Apelación ha declarado que la decisión de no pagar al Sr. Ivey era la correcta".


 

 

Fuente:www.bloomberg.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner