Varios Casinos De Las Vegas En Bancarrota

La crisis económica que se desató en Estados Unidos dos años atrás, produjo mermas importantes en las ganancias de los casinos debido a la disminución en el flujo de apostadores y en el tamaño de las apuestas.

 

Según cifras ofrecidas a mediados de año por Las Vegas Convention & Visitors Autority (LVCA) la cantidad de visitantes a casinos está cayendo desde el comienzo de la crisis. Entre 2008 y 2009 se registró un 4 por ciento menos de jugadores en las salas. En casinos como el MGM Mirage, los empleados concuerdan que la gente ya no visita las salas como tiempo atrás y las apuestas son mucho más pequeñas. La disminución del flujo de dinero, que también afecta directamente a hoteles y restaurantes de lujo, golpeó en algunas empresas de juegos que entraron en convocatoria.

Station Casino Inc.

Una de quiebras más resonante es la de Station Casino Inc., la que fue acosada por sus acreedores a los cuales la empresa les adeuda una suma cercana a los 2500 millones de dólares. La familia Fertitta, fundadora de Station, estuvo tratando de que los acreedores acepten un plan para salir de la quiebra y poder quedar al timón de la empresa.

La familia Fertitta a través de su abogado, Paul Aronzon, anunció que se llegó a un principio de acuerdo con uno de los grupos de acreedores a los que se les debe 244 millones de dólares. Los acreedores deberán estudiar la posibilidad de aprobar el plan de los fundadores de Station para salir de la quiebra. La compañía, que está compuesta por 11 casinos, fue llevada a subasta y los fundadores de la empresa ofrecieron al grupo acreedor que pujaba 772 millones de dólares para poder conservar la dirección de los casinos.

Station Casinos Inc., se presentó en quiebra cuando no pudo cumplir con las obligaciones con sus acreedores y con sus empleados, con una deuda que en sus comienzos rondaba los 2800 millones de dólares. Los ex empleados de Station se reunieron y abrieron un sitio web para dar a conocer los entretelones de los arreglos económicos entre los dueños del Station y las entidades financieras acreedoras.

Trump Entertainment

También, el magnate Donald Trump vio su empresa, Trump Entertainment, acosada por las deudas y en peligro de derrumbe. Aunque finalmente las obligaciones de Trump pudieron ser reorganizadas y su empresa logró obtener facilidades de pago sobre un monto aproximado de 1300 millones de dólares, el magnate pasará a manejar el 10 por ciento del total de la compañía.

Los nuevos  operadores, con Marc Lasry, CEO de Avenue a la cabeza, afirmaron que se le dará una nueva revitalización financiera a los casinos. El nuevo proceso de organización otorgó a la antigua empresa de Trump un alivio financiero de 225 millones de dólares sobre la deuda que pesaba sobre la firma. La New Jersey Casino Control Commission fue quien dio la aprobación para reorganizar la quiebra de los antiguos Casinos de Trump. Los nuevos administradores de Trump Entertainment aseguraron que la compañía saldará sus obligaciones durante los próximos dos años.

Casinos Riviera

Casinos Riviera no escapó a la recesión y presentó una demanda de bancarrota en la Corte de quiebras de los Estados Unidos para sus filiales en Las Vegas, Riviera Operating Corp. y Riviera Black Hawk Inc., las cuales poseen el Riviera Hotel Casino en Las Vegas Strip  y el Riviera Black Hawk en Colorado. La deuda estimada de la compañía es de 247 millones de dólares y los abogados intentarán  reestructurar dos tercios de esa cifra.

Durante el 2009 los ingresos del Riviera fueron en baja y los registrados en el primer trimestre de ese año cayeron de 24,4 millones de dólares a 20,5 millones en el casino de Las Vegas con 2075 máquinas tragamonedas, y en Colorado, con 750 máquinas, los ingresos fueron de 10,3 millones de dólares a 10,2 millones . Por su parte el Hotel de las Vegas Strip reportó una caída de sus ingresos de 10 millones de dólares, con un derrumbe de tasa diaria del 20 por ciento y con una ocupación que cayó del 82,2 por ciento al 76,8.

Majestic Star Casino

Luego de declararse moroso en sus obligaciones de deuda de sus propiedades en Colorado, Indiana y Mississipi, el Magestic Star Casino presentó una demanda por bancarrota en noviembre último, en la cual aún no figura el casino de Las Vegas. Star Majestic, liderado por uno de los titanes de la industria del juego, Don Barden, tiene una deuda de 580 millones de dólares y un pasivo total de 771 millones.

La empresa decidió presentarse en bancarrota cuando los acreedores no aceptaron el plan de pagos sobre la deuda de 580 millones, aunque los responsables de la compañía se mostraron optimistas en que podrán alcanzar un acuerdo con sus demandantes ya que la reestructuración se hará sobre finanzas sanas y estables.

Por lo pronto, la Comisión de Juegos de Azar de Indiana (IGC, por sus siglas en inglés) decidió renovar las licencias de los dos casinos Majestic Star en la ciudad de Gary, la cual se encontraba en duda debido a que los casinos mantenían una deuda impaga de cerca de 11 millones de dólares con la ciudad.

Pérdidas globales

Según datos obtenidos de la Junta de control de juegos de azar (GCB, por sus siglas en inglés) en el año 2009 los 260 principales casinos de la ciudad de Las Vegas perdieron dinero, con una cifra global que asciende a 6700 millones de dólares. Los casinos ubicados en la paradigmática avenida Las Vegas Strip, que reportan el 53 por ciento de todos los ingresos por apuestas en Nevada, perdieron 4100 millones de dólares.

La crisis de los casinos arrastró también al sector hotelero que vio mermado sus ingresos en el mismo periodo y a los restaurantes y bares. Si bien, los casinos de Las vegas siguen teniendo ingresos importantes, la pregunta es si éstos serán suficientes para mantener las gigantescas estructuras y las titánicas inversiones que requieren para funcionar


 

 


 
Banner
Banner
Banner