Entró En Vigor La Ley De Casinos En Japón

Una nueva ley para la legalización de los casinos entró en vigor en Japón, después de que la coalición gobernante encabezada por el primer ministro Shinzo Abe, impulsara con éxito el proyecto en ambas cámaras del parlamento. La ley es considerada polémica ya que generó una fuerte oposición política y pública. La nueva normativa promueve la creación de "resorts integrados" que incluyen hoteles y otras instalaciones de entretenimiento.

La ley, patrocinada por un grupo de legisladores principalmente del gobernante Partido Liberal Democrático del primer ministro Shinzo Abe, creó controversia debido a la preocupación pública por el riesgo de adicción al juego.

Tras la promulgación, el gobierno del primer ministro Abe formulará la legislación adicional requerida para implementar el sistema de estos complejos con casino.

La ley insta al gobierno a preparar la legislación dentro de un año para tratar los problemas relacionados con los casinos, como la adicción al juego y las maneras de prevenir la participación de grupos de delincuencia organizada en el negocio.

La legalización de los casinos tiene como objetivo atraer a más visitantes extranjeros y fomentar el gasto de éstos en Japón, en el marco de otras medidas para promover el turismo con la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La anterior ley japonesa había prohibido los casinos, pero dejando que existan otros medios de jugos de azar, como las salas de pachinko y carreras de caballos y lanchas. Además, están permitidas las loterías y las apuestas en grupos de fútbol, con algunas disposiciones legales especiales. Sin embargo, el partido Demócrata Liberal, en coalición en el poder, hizo valer su mayoría en ambas cámaras para derribar la antigua norma y soportar los intentos de detener la controvertida ley en la cámara baja. 

Entre los que se oponían al proyecto de ley figuraban los principales opositores al partido gobernante, el Partido Comunista Japonés, el Partido Liberal y Partido Socialdemócrata, acordando presentar una moción de censura contra el Gabinete de Abe en la cámara baja el 14 de diciembre. Los líderes de la oposición dijeron que el proyecto de ley de casinos "amenazan la dignidad de la legislatura" por lo que trataron por todos los medios de derribarla.

Ahora, la nueva ley impulsada por el Primer Ministro, deberá trabajar para adecuar la legislación a la apertura de los casinos durante el próximo año. Otros sectores sociales del Japón, advirtieron que la construcción de casinos sólo significará un aumento sustancial en los casos de ludopatía, los cuales ya son muchos y graves, según señaló Noriko Tanaka, presidenta de la Sociedad Preocupada por la Adicción al Juego, un organización sin fines de lucro que llevó su preocupación sobre los posibles peligros al gobierno de Abe.

"Los políticos afirman que están preocupados por un aumento en los adictos al juego, pero el proyecto de ley actual es insuficiente para resolver esos problemas y necesita ser revisado", dijo Tanaka, cuyo grupo ha llevado a cabo seminarios nacionales y aconsejó a los partidos políticos al respecto. "Los legisladores necesitan tener una discusión sobre una campaña robusta para prevenir la adicción a los juegos de azar", dijo Tanaka, haciendo referencia a los más de 5 millones de adictos al juego de la nación y los incidentes crecientes de delitos relacionados con juegos de azar. "A pesar de ser referido como una superpotencia de
juego, Japón se está quedando atrás de otros países en la adopción de medidas sobre la adicción a los juegos de azar", refiere una declaración en el sitio web de Tanaka.

Por su parte, el gobierno de Abe no tomó en cuenta las preocupaciones sobre el tema de las adicciones y remarcó que la apertura de casinos va a generar ingresos mucho más altos de los esperados por los juegos olímpicos y paralímpicos de Tokio 2020. Sin embargo, los analistas creen que los casinos van a estar operativos después de los juegos olímpicos.

Estos complejos integrados podrían generar ingresos de hasta 30.000 millones de dólares, según estimaciones, rivalizando con mecas de juego como Las Vegas y Macao, y podrían ser una fuente vital de ingresos para la economía de Japón. Sin embargo, para que todo funcione de forma coordinada, otros proyectos de ley relacionados todavía necesitan ser ratificados en el parlamento, contra décadas de oposición política y social que los vieron cerrados por la oposición en 2013.

Las principales ciudades de Tokio, Yokohama y Osaka, han sido catalogadas como posibles ubicaciones para los complejos de casino. En esas ciudades, los grupos sociales que se oponen a la construcción de los casinos, han sacado solicitadas en los principales medios en donde refieren que las pérdidas de los jugadores son las que hacen que los casinos ganen dinero. Es realmente insalubre para construir una estrategia de crecimiento en la explotación de las desgracias de otros y la mala suerte.

Según un sondeo de la emisora pública japonesa NHK el 12 de diciembre, sólo el 12 por ciento de los encuestados estaban a favor de desechar la prohibición de los casinos, mientras que el 44 por ciento se opuso. El resto, según los resultados de la encuesta, estaba indeciso. El 19 de diciembre, la noticia de Nikkei Asian Review informó que la coalición gobernante de Japón consideraría salvaguardias contra la adicción a los juegos de azar. Se dice que tales medidas incluyen la garantía de que cualquier persona que se considere en riesgo tenga acceso limitado a los locales del casino.

Una serie de políticos japoneses y los medios de comunicación en el país están pidiendo implementar un sistema de estilo de Singapur de salvaguardias para cualquier industria de casino en el país. En ese país, los ciudadanos y los residentes permanentes de la ciudad-estado que desean entrar en los casinos son requeridos de presentar identificación y pagar una carga para el acceso de 24 horas o un permiso de 12 meses.

Japón tuvo 19,7 millones de llegadas de turismo internacional en 2015, según la Organización Nacional de Turismo de Japón. En el mismo período, Macao tuvo 30,7 millones de llegadas de turistas, incluidos los visitantes chinos de la parte continental. Según el grupo de inversión CLSA Ltd, se estima que eventualmente una industria japonesa de casinos podría generar 40.000 millones de dólares o más en ingresos anuales, según informó Bloomberg.

 

 


 

 

Fuente:www.ggrasia.com, www.globaltimes.cn y www.japantimes.co.jp

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner