De acuerdo a las fuentes gubernamentales, la ley en cuestión requerirá que los operadores de servicios de juegos de azar, incluyendo los gobiernos municipales, elaboren planes básicos para endurecer los reglamentos de juego.

La iniciativa del gobierno del premier Shinzō Abe se produce después de la aprobación de la ley que entró en vigor el 26 de diciembre, y que legaliza los casinos en complejos integrados, que incluyan hoteles e instalaciones de entretenimiento.

El gobierno central espera aliviar con esta medida la ansiedad pública acerca de los casinos y otros servicios de juegos de azar, promoviendo aún más las medidas de prevención de la adicción al juego.

Se espera que el proyecto de ley se presente al Parlamento durante la sesión ordinaria programada para comenzar el 20 de enero, de acuerdo a las fuentes.

El gobierno de Abe planea elaborar directrices, para que los operadores de juegos de azar pueden utilizarlas, considerando imponer restricciones más severas.

Las medidas posiblemente incluyan la prohibición del acceso a los locales de juego a petición de las familias de aquellos individuos adictos, y la restricción de las apuestas online para las carreras de caballos.

El gobernante Partido Liberal Democrático, su socio en la coalición, Komeito, el mayor partido opositor del Partido Demócrata y otros partidos, también están considerando medidas de prevención para la adicción al juego.