La Construcción De BCN World Demandará 12 Mil Empleos

Incluso las previsiones más pesimistas son buenas para el futuro complejo de ocio todavía conocido popularmente como BCN World, que se levantará en Tarragona, entre los municipios de Vila-seca y Salou. El estudio de impacto económico del centro recreativo turístico (CRT) que elaboró la universidad catalana Rovira i Virgili (URV) y que se incorporó como anexo al plan director urbanístico concluye que, en el peor caso, este proyecto, que contara con menos casinos de lo previsto inicialmente, tendría un impacto en el territorio de 3.900 millones de euros; 5.400, en el escenario más optimista.

El nuevo BCN World está formado por un sector de complejos turísticos integrados, con hoteles, establecimientos comerciales, congresos, convenciones, casinos, servicios técnicos y estacionamientos; el llamado Sector Norte, con servicios hoteleros que permitirán conectar el primer sector y el del parque temático Port Aventura; y el Centro de Convenciones, que ampliará el edificio existente. Continúa abierta la segunda fase del concurso de licencias para casinos, en el que las tres empresas preadjudicatarias para convertirse en operadoras -Hard Rock, Melco y Grupo Peralada- deberán presentar sus proyectos.

Estos son algunos datos que se desprenden después de desgranar el informe de la URV.

Hoteles: El plan director urbanístico del CRT prevé un máximo de 425.000 metros cuadrados construibles de uso hotelero y, según el estudio de la URV, este complejo conllevará un aumento del número de plazas hoteleras en el Camp, ya que pasará de las 54.000 actuales a tener casi 63.000. O, lo que es lo mismo, entre un 11,7% y un 14,7% más que los que hay actualmente. Los autores del estudio también destacan un aumento de la calidad de las plazas: las de categoría alta pasarán del 56% actual al 61-62% en toda la Costa Dorada.

Turistas: El complejo atraerá entre 3 y 5 millones de visitantes anuales, traducido en un total de 1,7 a 2,1 millones de pernoctaciones más, un 21,9% más de las que se registran actualmente en el Camp de Tarragona.

Nuevos mercados: Los servicios que ofrecerá el macrocomplejo de ocio, comercio, eventos y juego implicará, "con toda lógica", un cambio en la composición de los mercados, según la URV. En primer lugar, aumentando el mercado internacional; y en segundo, con un papel más importante de los mercados de fuera de la Unión Europea, como los asiáticos, los de Oriente Próximo y los estadounidenses. "Tener más mercados no europeos y menos peso del mercado español implicará menos concentración de mercados, más diversificación y, por tanto, menos riesgo comercial".

Estacionalidad: Hasta ahora la motivación básica del turista de la Costa Dorada era, según constata la URV, la de sol y playa, "aunque últimamente ha crecido mucho la motivación para eventos, parques acuáticos y temáticos". Teniendo en cuenta que "la estacionalidad constituye uno de los problemas más graves a los que se enfrenta un destino
consolidado", el CRT puede ayudar a reducir esta concentración turística temporal. Sobre todo, "por razones de oferta, como es el juego, los negocios y el comercio, combinados en favor de un producto integrado" y debido a que al aumentar los mercados no europeos, la estacionalidad también puede bajar.

Gasto turístico: Actualmente el gasto medio de los turistas que pernoctan en el territorio es de menos de 300 euros por persona (sin alojamiento y con una estancia media superior a tres noches). EL CRT supondrá, según las previsiones, un aumento de esta cifra, "dados los perfiles de turistas afectados por el proyecto: shopping , negocios, juego y las experiencias existentes". En el estudio se afirma que los visitantes del complejo harán un gasto directo de entre EUR860 millones (si el número de visitantes es de 3 millones) y 1.145 millones de euros (con 5 millones de visitantes), y que la media de gasto diario en el territorio pasaría de los EUR82 actuales a los EUR187 de media.

Construcción del CRT: La edificabilidad del conjunto del CRT se prevé que ocupe una superficie de 819.000 metros cuadrados. Prevén que los gastos de construcción estrictas del CRT sean de cerca de 1.832 millones de euros y de EUR188 millones para la urbanización del conjunto. En conjunto, la inversión necesaria asciende, por tanto, hasta los EUR2.000 millones.

Empleo: La construcción del nuevo BCN World, que se prevé que dure seis años, supondrá la contratación, según el estudio, de casi 12.000 trabajadores de diversos sectores. De hecho, el impacto económico ocasionado por la construcción del CRT representaría, en promedio anual, el 0,7% del PIB total de Cataluña. Una vez esté en funcionamiento ya pleno rendimiento, se estima que necesitaría entre 2.000 y 4.000 trabajadores de forma directa. Los sectores que generan más empleo son los de servicios privados, de comercio y de hostelería, aunque también se desencadenan efectos muy positivos en otros sectores, como el de la industria agroalimentaria, textil, de la madera, química y del papel y el sector de servicios públicos, explican.

Impacto total: Durante la fase de explotación, el CRT tendrá un impacto en el territorio de 3.900 millones de euros (en el escenario pesimista) y 5.400 (en el optimista). El impacto económico anual representaría, en términos relativos, entre el 28% y el 38% del PIB total del Camp de Tarragona.


 

 

Fuente:www.elpuntavui.cat

 

 


 
Banner
Banner
Banner