Multa De 586 Millones De Dólares Por Violar Controles Antilavado

La empresa de transferencia de dinero Western Union Co. admitió fallos en sus controles antilavado de activos que permitieron que cientos de millones de dólares en transacciones prohibidas -entre ellas apuestas ilegales- fueran procesados por la compañía. Ahora deberá pagar una multa de 586 millones de dólares impuesta por el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos.

La conducta de Western Union permitió la proliferación de apuestas ilegales, lavado de dinero y estafas, dijeron desde el Departamento de Justicia y otras autoridades estadounidenses.

"Girar dinero puede ser la manera más rápida de enviarlo directamente a los bolsillos de criminales y estafadores", dijo el subprocurador general interino David Bitkower. "Western Union ahora está pagando el precio de poner las ganancias por encima de sus propios clientes", agregó.

La penalidad impuesta por el Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio es la más grande hasta el momento en contra de una compañía de servicios monetarios. Es parte de una oleada de resoluciones de los últimos días de la exadministración Obama, que costó a las compañías miles de millones de dólares para resolver investigaciones relacionadas con deudas tóxicas, sobornos extranjeros y otros engaños.

Western Union, el negocio de transferencia de efectivo más grande del mundo, afirmó que prevé recibir un cargo de 570 millones de dólares sobre sus ganancias del cuarto trimestre, que la firma tiene programado reportar el 9 de febrero. Se espera que la empresa reporte una ganancia
ajustada de 837 millones de dólares en 2016, de acuerdo con el promedio de los cálculos de 16 analistas recopilados por Bloomberg.

"Compartimos la meta del gobierno de proteger a los consumidores y la integridad de nuestra red global de transferencia de dinero, y trabajamos duro para resolver estos asuntos con el gobierno", declaró la compañía.

El gobierno de Estados Unidos explicó que puso al descubierto cientos de millones de dólares que eran enviados a China en transacciones estructuradas diseñadas para evitar las declaraciones requeridas por las leyes bancarias federales. Mencionó que gran parte del dinero fue enviado por inmigrantes ilegales a traficantes de personas.

Agentes de Western Union también fueron cómplices en estafas que defraudaron a personas en Estados Unidos.

El gobierno de EE.UU. señaló que los estafadores contactaban a víctimas en Estados Unidos y se hacían pasar por familiares en problemas o prometían premios u oportunidades laborales. Los estafadores daban a las víctimas la instrucción de enviar dinero a través de Western Union, y agentes de Western Union procesaban los pagos a cambio de una tajada de las ganancias.


 

 

Fuente:www.economiahoy.mx

 

 


 
Banner
Banner
Banner