Steve Wynn Manejará Finanzas Del Partido De Trump

El multimillonario empresario estadounidense de casinos, Steve Wynn, dijo que votó por el demócrata Barack Obama en 2008, y que no aceptó plenamente la candidatura del 2016 de Donald Trump, hasta que el promotor inmobiliario ya había ganado. El titular de Wynn Resorts Ltd. fue nombrado recientemente presidente de finanzas del Comité Nacional Republicano, que llevó a la Casa Blanca al actual presidente de los Estados Unidos.

Esas consideraciones por sí solas, podrían hacer que Wynn sea una opción poco probable para liderar la recaudación de fondos del Partido Republicano, para las elecciones de mitad de período de 2018, que será la primera prueba electoral completa de la presidencia de Trump. Además del hecho de que cuando Wynn y Trump compitieron en el mercado de casino de Atlantic City hace dos décadas -un período que incluyó una batalla feroz en tribunales entre los dos-, Trump llamó a Wynn "canalla", y Wynn sugirió que Trump era "mucho ruido y pocas nueces".

Pero el pasado parece ser pasado. Mientras Wynn se tomaba un descanso de las pistas de esquí durante un viaje de fin de semana en Idaho, le pareció algo ambivalente su nueva misión, incluso si eso significa que sus amigos siempre asumirán que está llamado por los dólares.

"Ninguno de mis amigos devolverá mis llamadas", bromeó Wynn durante una entrevista telefónica. El 31 de enero, el presidente de 75 años de Wynn Resorts Ltd. fue nombrado presidente de finanzas del Comité Nacional Republicano. Eso le da a Wynn un papel clave en mantener o expandir la participación del partido en el Congreso durante la administración de Trump.

Wynn dijo que Trump -que él describió como un amigo- le pidió personalmente que tomara el puesto antes de la inauguración presidencial, agregando que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, un ex presidente de finanzas del RNC (Republican National Committee), y un recaudador de fondos competente, le había estado hablando al respecto antes.

Trump está contento de tener a Wynn "trabajando para mantener el nivel récord de fuerza organizacional que ayudó a producir un éxito abrumador para el Partido Republicano en noviembre pasado", dijo Lindsay Walters, subsecretaria de prensa de la Casa Blanca. "Como un firme partidario de los candidatos republicanos, y un hombre de negocios increíblemente exitoso, Wynn ya ha contribuido en gran medida a mejorar la vida de los estadounidenses, y el Presidente Trump sabe que se destacará en este nuevo rol, promoviendo soluciones conservadoras en todo el país".

El puesto en el RNC fue llevado a cabo por última vez por el financiero de Nueva York Lew Eisenberg, un antiguo republicano y un ex presidente de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey. Las tareas incluyen la creación de una red nacional de recaudación de fondos y una selección de los principales donantes, que cada vez tienen más opciones en medio del aumento de grupos externos que pueden aumentar y gastar sumas ilimitadas.

En agosto, Wynn abrió un segundo casino en Macao, la región administrativa autónoma de China. En el camino de la campaña, Trump a menudo se quejó de las prácticas comerciales de China y alegó que el gobierno chino estaba manipulando su moneda.

Wynn dijo que no está preocupado por la postura contenciosa del presidente hacia China. Los líderes de ambos países saben que una relación sana entre ellos es crítica, opinó.

"Ambos gobiernos lo creen y lo sienten, en privado, a pesar de las cosas a corto plazo que ven públicamente", dijo. "Estoy muy, muy positivo acerca de China a largo plazo, y estoy muy cómodo de que lo solucionen".

Wynn dijo que también está despreocupado por el potencial de protesta o pérdida de negocios en sus casinos debido a su perfil recientemente elevado en el Partido Republicano de Trump.

"No me preocupa el mundo", dijo. "La clientela del Hotel Wynn está allí por una sola razón, y no tiene nada que ver con mi política". Esa razón, dijo, es un deseo de disfrutar de la "más alta calificación de calidad de producto y servicio" que sus establecimientos ofrecen.

Demasiado se hizo durante la campaña sobre los principales donantes republicanos que tenían dudas sobre Trump, dijo Wynn. Luego mencionó a dos amigos, el magnate de bienes raíces de Nueva York, Steve Roth, y el presidente ejecutivo de Blackstone Group, Steve Schwarzman.

"Todos conocemos a Donald", dijo. "Sabemos que es un tipo emocionante y a veces impredecible, pero nadie dudaba de que fuera lo suficientemente inteligente como para hacer este trabajo".

Prácticamente todas las contribuciones de la campaña de Wynn fueron para candidatos y grupos republicanos, aunque dio U$S 20.000 al Comité Democrático de la Campaña del Congreso en el 2000 y otras peueñas donaciones en el 2004 a un comité de acción política Demócrata.

Steve Wynn también tiene vínculos con el ala del Partido Republicano y está cerca de Karl Rove, el principal asesor político del ex presidente George W. Bush. Contribuyó con al menos 10,1 millones de dólares entre junio de 2010 y mayo de 2011 al comité de acción política Rove's Crossroads GPS, según informó el portal Politico.

Cuando se le preguntó sobre las metas de recaudación de fondos del RNC para las elecciones de mitad de período de 2018, Wynn ofreció sólo un número: "Ocho", dijo, haciendo referencia a la ganancia en los escaños en el Senado que sería necesaria para dar a los republicanos una mayoría.

Independientemente de los objetivos financieros establecidos el RNC recaudó casi 200 millones de dólares en el ciclo electoral de 2014-, Wynn dijo que sospecha que será relativamente fácil de lograr.

"Cuando el Partido Republicano tiene el presidente, lo hace mucho más fácil para el presidente de finanzas", dijo. "Muchos republicanos sienten que hay una oportunidad real de mejorar y arreglar tantas cosas que necesitan ser arregladas".

Wynn dijo que está muy seguro de que Trump ayudará a recaudar dinero para los candidatos del partido y del Congreso. "No puedo imaginar que el presidente Trump no lo haga, pero no lo he discutido con él", agregó.

Para la inauguración del mes pasado, Wynn se convirtió en planificador del partido y ayudó a asegurar parte del entretenimiento. "No hemos agregado todo, pero son U$S 800.000, U$S 900.000, o U$S 1 millón", dijo respecto de su contribución personal al evento.


 

 

Fuente:www.bloomberg.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner