Alcalde De Miami Pretende Manejar Las Licencias De Los Futuros Casinos De Lujo

Tomás Regalado, alcalde de Miami quiere adquirir el poder para entregar licencias y fijar impuesto para los casinos de lujo que se proyectan, por ejemplo, en el downtown de Miami, como parte de una propuesta de 3 millones de dólares de la empresa constructora Genting, de Malasia.

Regalado pidió a los cinco comisionados de Miami que aprueben una resolución pidiendo a los legisladores estatales que den a la ciudad autoridad para entregar licencias e imponer impuestos si Tallahassee aprueba "complejos turísticos de destino". El representante estatal Erik Fresen de Miami y la senadora estatal Ellyn Bogdanoff de Fort Lauderdale, ambos republicanos, planean presentar un proyecto de legislación para permitir la apertura de los casinos.

Varias compañías de casinos de Las Vegas están asimismo interesadas en ubicaciones en otros lugares del condado Miami-Dade.

Regalado no está respaldando los esfuerzos por expandir el juego, pero dijo que quiere estar preparado para la temporada anual de sesiones legislativas que comienza en enero.

"Esta resolución no apoya el juego", dijo. "La resolución es para por si acaso se aprueba el juego y los casinos".

Los comisionados pospusieron la propuesta del alcalde para el mes que viene, diciendo que quieren más tiempo para averiguar cuál es el proyecto de los legisladores
estatales, y qué peticiones puede hacerles la ciudad.

"Yo tengo ciertas objeciones a todo este asunto del juego", dijo la comisionada Michelle Spence-Jones, quien representa los barrios más pobres de Miami. Uno de ellos, Overtown, bordea los terrenos del downtown donde Genting planea construir casinos en lo que es ahora el Omni y The Miami Herald.

Regalado y el comisionado Marc Sarnoff, cuyo distrito incluye el downtown, puso como ejemplo al alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, quien está presionando para que los municipios tengan un mayor control -- y que reciban más dinero -- de los casinos dentro de sus fronteras. Sarnoff dijo que los legisladores deberían incluso considerar la posibilidad de llevar a votación a los casinos en un referéndum a nivel de ciudad.

Algunos residentes podrían ser convencidos a que apoyen los casinos si la ciudad, que tiene una necesidad desesperada de fondos, recibe más dinero y puede bajar los impuestos a la propiedad, sugirió Sarnoff.

"Necesitamos hacernos escuchar en Tallahassee lo más que podamos, porque si no hacemos nada, posiblemente se apruebe sin que podamos opinar nada al respecto", dijo.


 

 

Fuente:www.elnuevoherald.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner