Los jefes de los 16 territorios alemanes votaron la aprobación del nuevo Tratado Estatal de Juego, que levanta el polémico límite del anterior tratado sobre el número de licencias de apuestas deportivas disponibles; exige una mayor aplicación contra operadores no autorizados; y permite la futura posibilidad de autorizar la actividad de casino online.

El nuevo tratado, que entrará en vigor el 1 de enero de 2018, aún debe ser ratificado por cada legislatura estatal, y los políticos en el estado norteño de Schleswig-Holstein ya dijeron que es poco probable que el acuerdo sea aprobado. Schleswig-Holstein aprobó un régimen mucho más comprensivo del juego en línea a nivel estatal hace algunos años.

El nuevo tratado fue criticado por las Comisión Europea a principios de este mes como "una solución no viable" a los problemas planteados por el tratado de 2012. La CE consideró de caracter culposo la propuesta de Alemania de ofrecer permisos provisionales a los 20 receptores originales de licencias, así como a los otros 15 solicitantes que no lograron realizar el primer corte, mientras permanecia la oportunidad de otras compañías de obtener licencias alemanas. La CE también quiere que Alemania acelere su autorización de otras formas de juego en línea, incluyendo el casino y el póker, para proporcionar una mayor protección a los jugadores alemanes.

La Asociación Alemana de Apuestas Deportivas (DSWV) calificó el voto del jueves como "un pequeño paso en la dirección correcta", pero las nuevas regulaciones "restrictivas" no son todavía adecuadas para crear una oferta legal atractiva, que convenza a los apostadores alemanes de utilizar y preferir sitios de apuestas con licencia local.

Mybet, miembro de DSWV, que estaba entre los 20 receptores originales de las licencias, elogió el voto del acuerdo, por crear "seguridad jurídica" para sus operaciones. Dicho esto, Mybet hizo eco de la llamada del DSWV a "iniciar un diálogo con los políticos para desarrollar una solución sostenible mutuamente satisfactoria".