¿Los Deportes De Fantasía Son Un Juego De Azar?

La batalla entre suerte versus habilidad pronto llegará al Congreso de Texas. Un comité legislativo analizará si los juegos de deportes de fantasía entran dentro de la prohibición general de los juegos de azar, de larga data en el estado, o pueden ser permitidos para los texanos.

Algunos representantes estatales, como el demócrata Richard Raymond, cree que quien diga que los juegos de deporte de fantasía no son un juego de habilidad, sin duda nunca ha jugado. Raymond está liderando un esfuerzo bipartidista para empujar a una nueva legislación que legalice los deportes de fantasía en Texas.

Esta situación tiene tras de sí la fuerza de una docena de grupos de presión encabezados por los dos principales operadores de este juego, FanDuel y DraftKings, quienes han atraído a esta industria más de 57 millones de jugadores en los Estados Unidos y Canadá. El proyecto de ley presentado por Raymond explica que "La oportunidad de reunir un equipo ficticio compuesto de deportistas profesionales o aficionados, seleccionados por el participante, para competir contra otros equipos de ficción reunidos por otros participantes (....) es un concurso de buena fe para determinar la habilidad del participante en el armado de su equipo ".

Por el otro lado, en contra del proyecto de Raymond, el cual fue debatido en el comité de licencias y procedimiento administrativo de la legislatura, se encuentra un grupo de presión liderado por la Convención General Bautista de Texas. Los bautistas explicaron que, pagar para jugar en los deportes de fantasía con la esperanza de recoger ganancias, "es una clara definición de que se trata de un juego de azar". Este grupo considera que existe un elemento de azar en los juegos de fantasía y este elemento es lo que define al juego ilegal en el Estado.

Este argumento se basa en la histórica ley federal de 2006 destinada a detener la proliferación de juegos de azar en Internet en todo el ámbito de los Estados Unidos, pero al parecer los juegos de deportes de fantasía quedaban en el gris de esta legislación. En la actualidad, tanto el fútbol como el béisbol de fantasía se están desarrollando en el transcurso de las temporadas deportivas y son jugados en gran medida por fanáticos que, para poder competir, estudian y devoran estadísticas y perfiles de atletas.

Por su parte, en una opinión emitida el año pasado por el fiscal general de Texas, Ken Paxton, explicó que, si bien la compilación de un equipo de fantasía basadas en las estadísticas de los atletas profesionales podría tener un componente de habilidad, "está fuera de toda disputa razonable que las ligas diarias de fantasía involucren un elemento de azar en cuanto a cómo un jugador seleccionará a sus jugadores el día del partido". Paxton dijo que ligas como DraftKings y FanDuel, donde los participantes tienen que
pagar para jugar, están en contra de las leyes estatales de juegos de azar.

Raymond salió al cruce de la opinión de Paxton, diciendo que "hay un elemento de azar en casi todo". Pero las opiniones formales emitidas por un fiscal general de Texas se consideran "una interpretación escrita de la ley existente" y se mantendrá a menos que la Legislatura lo anule. Tanto Raymond como la senadora estatal republicana Lois Kolkhorst, quién lleva la versión del Senado de la legislación de los deportes diarios de fantasía, dijo que los texanos deberían tener la libertad de participar en actividades que les recompensen por su habilidad.

Kolkhorst, en un comunicado emitido cuando presentó el proyecto de ley del Senado, dijo ser una defensora de las libertades personales y de ponerle límites al estado. "Debemos proteger nuestras libertades y derechos, y eso incluye nuestra habilidad para jugar un juego de habilidad que millones de Los texanos ya disfrutan. Los deportes de fantasía se suman a la experiencia de ver a tu equipo favorito", explicó la senadora.

De acuerdo con la Fantasy Sports Trade Association, la participación en los juegos diarios se ha disparado desde los últimos años. La asociación dice que en 2012, los jugadores en promedio gastaron alrededor de 5 dólares en juegos diarios a lo largo del año. Para el año 2016, el desembolso promedio por jugador en los juegos de fantasía fue de 318 dólares, sin duda un negocio que parece no tener techo.

Asimismo, a medida que aumentaba la participación, también lo hacía el escrutinio a nivel estatal. Para el año 2016, nueve estados habían tomado medidas para legalizar formalmente los juegos diarios de deportes de fantasía, según el Legal Sports Report, una publicación en línea que cubre la industria del deporte de fantasía. El año pasado, la legislación para legalizar el juego falló en 12 estados norteamericanos.

El representante de la iglesia bautista, Rob Kohler, dijo que el proyecto de ley texano, que sólo permitirá a mayores de 18 años pagar por jugar, es defectuoso porque no superaría la prohibición general de los juegos de azar que rige en el estado. Kohler explicó que el grupo que representa no está en contra de los juegos de fantasía, sino de la comercialización del fútbol "que funciona como un casino".

En respuesta a estos dichos, el representante Raymond explicó que quienes quieren legalizar los juegos diarios de fantasía no están expandiendo el juego en Texas, sino que "estamos permitiendo a los texanos jugar un juego de habilidad; no es tan complicado el tema".


 

 

Fuente:www.reporternews.com, www.star-telegram.com y www.legis.state.tx.us

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner