Hay Varios Interesados En El Nuevo Casino De Granada

Mientras se espera que el gobierno de Andalucía publique oficialmente la convocatoria para la explotación de un sexto casino en la región, el solo anuncio de la medida conocida en febrero pasado, despertó el interés entre los operadores del sector, que el pasado año movió 191 millones de euros en esa comunidad autónoma española.

Uno de los interesados es la empresa granadina El Capricho que lo intentó en 1999 con un proyecto presupuestado en 2.000 millones de las antiguas pesetas. Se construyó el complejo -incluido un hotel- pero aquella inmensa sala de casi 3.000 metros cuadrados nunca albergó ninguna actividad relacionada con el juego. La licencia nunca llegó.

Otras dos empresas, una española y otra extranjera (con sede en los Estados Unidos), están realizando estudios de mercado para ver si resulta rentable invertir en un casino en Granada, ciudad elegida para el nuevo casino según las declaraciones de María Jesús Montero, consejera de Hacienda y Administración Pública del gobierno andaluz. Aunque no se dieron a conocer los nombres, hay más empresas a la espera de poder participar en la licitación pública.

La cautela reina y se está a la espera de se publique la orden en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para conocer los detalles de un concurso del que se lleva hablando desde hace casi veinte años pero que sigue desatando polémicas y reacciones contrarias.

Montero anticipó en febrero que este centro lúdico, que normalmente lleva aparejados otro tipo de servicios hosteleros y hoteleros, tendrá que ubicarse forzosamente en Granada o en un radio de treinta kilómetros de la ciudad, para facilitar los desplazamientos. También dijo que tendría una capacidad mínima para quinientas personas. Esto implica que las instalaciones tengan una superficie útil de 750 metros cuadrados. La Junta estimó que se crearán
doscientos puestos de trabajo directos, aunque Montero aclaró que uno de los elementos que más pesarán en la elección del concesionario será, precisamente, la cantidad de mano de obra que oferte.

A partir de la aparición en el BOJA se abrirá un periodo de tres meses para la presentación de las propuestas. Las competencias corresponden a la Junta de Andalucía, que es quien toma la decisión de que se pueda implantar un negocio de estas características y quien tiene que gestionarlo.

Toamndo en cuenta las estimaciones que realizó la Junta respecto al futuro Casino de Granada, se registrará una afluencia de 50.000 visitantes en su primer año de funcionamiento, sobre todo turistas. Uno de los principales argumentos que esgrime la Juntaes que se trata de una alternativa de ocio que puede contribuir a que se alargue la estancia de los viajeros y que aumente el número de pernoctaciones.

Las empresas adjudicatarias deben estar constituidas como sociedades anónimas con un capital social mínimo y desembolsado en acciones nominativas por un importe de 2,5 millones de euros. El objeto debe ser exclusivamente la "explotación de casinos de juego".

Los cinco casinos que funcionan actualmente en Andalucía (Puerto de Santa María y San Roque en Cádiz, Benalmádena y Marbella en Málaga y Tomares en Sevilla) registraron durante el pasado 2016 un total de 350.000 accesos que generaron un movimiento de 191 millones de euros. Esta actividad representa el 1,6% del Producto Interior Bruto de la región y mantiene en torno a 8.000 empleos.


 

 

Fuente:www.ideal.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner