Adelson Regaló Cinco Millones De Dólares Para Los Festejos De Trump

El magnate estadounidense de la industria de casinos, propietario de Las Vegas Sands, Sheldon Adelson, extendió un cheque por 5 millones de dólares como contribución a los festejos relacionados con la inauguración del mandato presidencial de Donald Trump.

El regalo del megadonante republicano fue la contribución más grande jamás otorgada a una inauguración de este tipo, pero no el único cheque de siete cifras depositado por el comité responsable de llevar a cabo gran parte de los festejos, que condujeron a la toma de posesión del cargo por Trump.

Un documento de 510 páginas presentado ante la Comisión Federal de Elecciones el martes, muestra más de dos docenas de cheques de millones de dólares de corporaciones y personas adineradas, incluyendo Robert Kraft, el dueño de los New England Patriots y un amigo cercano de Trump; Steven A. Cohen y Charles Schwab, ambos inversionistas multimillonarios; y Robert R. Parsons, el fundador de GoDaddy.com., entre otros.

En inauguraciones de periodos presidenciales anteriores, a los individuos sólo se les permitió hacer contribuciones de hasta U$S 250.000.

En total, Trump recaudó 107 millones de dólares para su inauguración de mandato al frente de la Casa Blanca, el doble del récord de recaudación de fondos anterior, que fue establecido por Barack Obama en 2009.

Algunos de los mayores cheques provenían de ejecutivos corporativos, grupos de presión y empresas que pronto tendrían grandes intereses en juego bajo la administración Trump, desde el sector energético hasta Wall Street. Otras grandes contribuciones vinieron de donantes o grupos de interés que habían tenido reparos cuando Trump ganó la nominación republicana, o incluso firmemente se opusieron
a él.

El comité inaugural de Trump no está obligado a informar cómo gastó el dinero en sus festejos, que incluyó más de 20 eventos y atrajo multitudes modestas. Tampoco los documentos revelan si quedaron fondos. La comisión dijo el martes que donaría esos fondos a organizaciones benéficas que todavía están siendo seleccionadas.

Los donantes más grandes recibieron invitaciones a eventos privados, detrás de escena, en la semana que precedió a la toma del cargo, donde se mezclaron con miembros del círculo íntimo de Trump. Los eventos exclusivos incluyeron cenas en honor del presidente, vicepresidente Mike Pence, nominados al Gabinete y la familia presidencial.

También recibieron un acceso especial a los eventos más públicos, desde los bailes inaugurales hasta el juramento como presidente. Algunos incluso fueron invitados a usar el nuevo hotel de Trump en Washington, a pocas manzanas de la Casa Blanca, como un lugar de reunión informal.

Tal vez ningún donante fue recompensado con un mayor acceso que Adelson y su mujer Miriam, incondicionales a la recaudación de fondos republicanos que sólo dieron su apoyo a Trump tarde en su campaña electoral. Trump señaló a la pareja para agradecerles su apoyo durante un almuerzo en honor a los republicanos del Congreso en la víspera de la jura como presidente. A la mañana siguiente, la pareja se ubicó a sólo unas pocas filas del neo presidente en el palco donde tomó juramento como presidente de los Estados Unidos.


 

 

Fuente:www.nytimes.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner