La agencia de corretaje JP Morgan Securities LLC espera que los ingresos de este sector se expandan entre un 7 y un 10% este año, y sus estimaciones reflejan "un crecimiento de 0 a 2 por ciento en usuarios activos diarios, y de un 7 a 8% de ingresos promedio por usuario diario activo".

Mientras que la firma especializada estimó que entre 1.700 y 1.800 millones de dólares de estos ingresos se generaron en Norteamérica, supone asimismo que "la expansión internacional podría proporcionar la próxima etapa de crecimiento a medida que aumenta la penetración de teléfonos inteligentes".

Los analistas autores del informe -Joe Greff, Daniel Politzer y Brandt Montour- definieron los juegos sociales de casino como "la apuesta de una moneda virtual sin la posibilidad de una pérdida o ganancia real, típicamente online, al estilo juegos de casino".

"Los jugadores de casino utilizan dinero real para comprar en el juego moneda virtual, que se utiliza para jugar a las tragamonedas, poker, bingo, etc. Este segmento "freemium" o "free-to-play" se caracteriza por juegos que son gratuitos para un nivel de juego estándar, pero los jugadores pueden usar dinero real para comprar moneda de ese juego para mejorarlo y obtener más posibilidades de entretenimiento".

Analistas de varias otras casas que operan en Bolsa, reflexionaron sobre la posibilidad de que la reciente venta de los juegos sociales de casino Double Down Interactive LLC, de IGT a una empresa surcoreana -por U$S 825 millones en efectivo, más otros pagos por contenido de juego-, podría ser un signo de que la economía del negocio se está deteriorando.

"El panorama competitivo en el negocio de los casinos sociales se ha endurecido y no hay indicios de que mejore, lo que sugiere que el momento es oportuno", dijo Telsey Advisory Group LLC en un memorando del 18 de abril tras la venta de Double Down.

"Independientemente de la inversión incremental desde la adquisición en 2012, el precio de venta implica un sólido retorno sobre el costo de adquisición de U$S 500 millones", agregó el analista David Katz.

El 11 de abril pasado, se anunció que Scientific Games Corp., un rival del mercado de IGT en el sector de los equipos de casino y el sector interactivo, había adquirido, bajo términos que no se hicieron públicos, la empresa Spicerack Media Ltd, desarrolladora de un juego llamado Bingo Showdown.

JP Morgan reiteró en su informe que el mayor acuerdo reciente de fusiones y adquisiciones en el segmento de juegos sociales de casino fue la venta del año pasado del líder de la industria Playtika Ltd, con sede en Israel, por U$S 4.400 millones, igual a 14 veces más del EBITDA anual de la empresa objetivo. La adquisición fue realizada por un consorcio chino, que incluye a Jack Ma, el empresario detrás del portal chino de comercio electrónico Alibaba.

Agregó que "aproximadamente el 60 por ciento" de los ingresos globales de los juegos sociales de casino es generado por Playtika, anteriormente parte de Caesars Interactive Entertainment LLC.

"Creemos que los jugadores sociales de casino generalmente muestran algunas de las características más favorables a través del espectro de juego social, ya que son algunos de los mayores gastadores, los jugadores más lucrativos dentro del espacio", dijeron los analistas de JP Morgan. Estimaron que el jugador promedio gasta el equivalente a aproximadamente U$S 120 al año, y que estaba "muy por encima" de los U$S 87 que se consideró fue gastado por el consumidor promedio de juegos en plataformas móviles.