"Para la ONCE esta iniciativa es muy importante, primero por estar organizada por Fejar, con quien colaboramos asiduamente, y segundo, porque esta es una jornada científica y la investigación en esta materia es fundamental en la lucha contra la problemática del juego adictivo", aseguró Angel Sánchez, director general de la ONCE.

Si el año pasado el encuentro se dirigía a conocer la realidad de la actividad de juego en el espacio iberolatinoamericano, en esta segunda cita se trata de conocer las líneas de intervención clínica en otros países de todo el mundo.

El objetivo de este encuentro técnico, según explicó el presidente de Fejar, Máximo Gutiérrez, es "compartir una visión internacional en torno a la investigación contra el juego patológico", y "hemos conseguido implicar a Canadá, Italia, Reino Unido, Argentina y España, entre otros países".

Por su parte, el director general de Ordenación del Juego (DGOJ) de España, Juan Espinosa García, se refirió a la jornada como "una oportunidad" dentro de la política de juego responsable que se desarrollan desde la DGOJ. En este sentido, definió el juego responsable como "el juego consciente, desprovisto de afectaciones a la integridad tanto psíquica como familiar y patrimonial del jugador con todas la herramientas que puedan ayudar a luchar contra ese juego patológico".

En la jornada participaron como ponentes Oscar Castro, director general de Total Gaming System y miembro del grupo de trabajo de Loterías Europeas en materia de Juego Responsable; Mark Griffiths, director internacional Gaming Research Unit Psychology de Reino Unido; Isabelle Giroux, de la Facultad de Psicología de la Universidad Laval (Quebec, Canadá); Fulvia Prever, psicoterapeuta NHS Italia, asociación ALEA; Débora Blanca, investigadora y terapeuta de adicción al juego y vocal de SOCILEJ, de Argentina; Juan José Lamas, director técnico de Fejar, y Susana Jiménez, de la Unidad de Juego Patológico del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona).

Todos estos profesionales de distintas áreas llevan años tratando la ludopatía desde diferentes dispositivos y con multitud de técnicas y estrategias, y ahondaron en el protocolo de tratamiento más eficaz, y establecer alianzas académicas y de intervención social en los diferentes Estados.

El encuentro llevado a cabo en la sede de la ONCE, fue dirigido a todos los sectores sociales, tanto del ámbito público como del privado, en especial los relacionados con la salud y el bienestar (universidades, sociedades, fundaciones, asociaciones, etc.), así como a psicólogos, médicos, psiquiatras, trabajadores sociales, terapeutas y otros especialistas que interrelacionen con la población en una intervención clínica; estudiantes universitarios que necesiten ampliar información en la búsqueda de una profesión futura trabajando en el campo de las adicciones, y cualquier otra persona, profesional o agente de la salud y el bienestar social, interesada en la materia.