Empleados Chinos Reclaman A Lujoso Casino Salarios Impagos

La inauguración de un casino de lujo en la isla estadounidense de Saipán (Islas Marianas del Norte), quedó ensombrecido por las protestas realizadas contra un operador de juegos de Hong Kong, por parte de los trabajadores de la construcción que reclaman salarios impagos.

Esta semana los trabajadores manifestaron frente al nuevo casino Grand Mariana en Saipan, una isla en el Océano Pacífico, a cuatro horas de avión desde Shanghai, para objetar a la apertura de centro de juego.

Propiedad de la firma Imperial Pacific International (IPI), el casino de U$S 550 millones está dirigido a clientes chinos, según indica el Financial Times. Esta apertura muestra a un operador de casino en crecimiento, pero con poco dinero.

"Es definitivamente un gran negocio porque tenían muy pocos activos operativos antes de abrir esta propiedad", dijo Richard Huang, analista de juegos de Nomura.

IPI sufrió una transformación desde que fue comprada en 2013 por la empresaria china Cui Lijie y su hijo Ji Xiaobo. La que fue una empresa productora de alimentos congelados llamada First Natural Foods, luego se redujo considerablemente después de una investigación de malversación de fondos en el 2013. Cui y su hijo compraron entonces la compañía y la dirigieron hacia el sector del juego, alcanzando un éxito temprano.

En el año 2016, IPI registró 32.000 millones de dólares en los volúmenes de apuestas de los jugadores VIP, según el informe anual del grupo, a pesar de no haber abierto completamente su casino en Saipan. De acuerdo con el informe financiero de la compañía de 2016, ese volumen fue generado sólo por la operación de 16 mesas VIP en sus locales temporales.

En comparación, en el mismo año, el Venetian Macao, uno de los casinos más grandes del mundo, generó volúmenes de apuestas brutas del sector VIP por 29.000 millones de
dólares, según su informe anual.

En abril, el FBI confirmó que había incvestigado a MCC International Saipan, uno de los contratistas que construyó el casino, acusando al grupo de contratar trabajadores chinos sin las correspondientes visas de trabajo.

En mayo, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos emitió multas a tres contratistas de la construcción de Saipan, por casi 200.000 dólares por violaciones a la seguridad, señala el periódico Financial Times.

Los trabajadores de la construcción, muchos de la región del norte de China, dijeron que todavía se les adeudaba por lo menos U$S 6.000 en salarios y se han negaron a dejar Saipan hasta que no se les pague. Varios dijeron que sufrieron accidentes en el trabajo y no fueron compensados.

"Además de no pagarnos por meses, los salarios por hora que recibimos estaban muy por debajo de lo que nos prometieron. Todos estamos muy desesperados porque todos pagamos dinero de nuestros propios bolsillos a los corredores que nos trajeron aquí", dijo un trabajador.

Según los trabajadores, los empleados del IPI trataron de disuadirlos de protestar cuando el jueves se reunieron fuera del casino.

IPI se enfrenta a dos demandas de EE.UU., una por violar los protocolos contra el lavado de dinero y otra rdonde se le reclama U$S 1,6 millones en honorarios de contratistas no pagados, según documentos presentados en un tribunal de EE.UU. La empresa rechazó ambas reclamaciones y está impugnando las acusaciones.


 

 

Fuente:www.ft.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner