"La gente ya está pagando impuestos suficientes. Estas ganancias deben estar enteramente a la altura del afortunado ganador", justificó el diputado Lukas Reimann (UDC/SG). El Consejo Federal (órgano ejecutivo del país) quiere aprovechar la nueva ley sobre juegos de azar, para eximir las ganancias de loterías y apuestas profesionales, como es el caso de los juegos de casino.

Esta decisión, apoyada por los cantones, daría lugar a un déficit de 120 millones de francos anuales. En junio, el Consejo de Estados (cámara alta)reiteró por 30 votos contra 12, su intención de limitar este alivio fiscal a las ganancias de menos de un millón de francos.

La Cámara Baja, por el contrario, cree que esta exención hará que Suiza sea más atractiva para los jugadores, e impida que jueguen en el extranjero. La izquierda, el PDC (Partido Demócrata Cristiano), el PBD (Partido Burgués Democrático) y el PVL (Partido Verde Liberal) sin éxito propusieron que sólo las ganancias realizadas gracias a los juegos online sean tasadas.

Por otra parte,la Ley en discusión toca a los casinos de montaña, como los de las ciudades de Davos y St. Moritz, que deberían poder cerrar sus juegos de mesa durante 270 días al año en lugar de 60. La Cámara de Diputados aceptó por 118 votos contra 63 reunirse a tratar este punto con el Senado. El ejecutivo ya tiene pensado apoyar a los casinos de montaña, según declaró la consejera federal Simonetta Sommaruga.

Una parte del SVP (Partido Popular Suizo), el PLR (Partido Liberal Radical) y los Verdes no lo querían. No hay razón para favorecer a los casinos de montaña por encima de otros, criticó Sibel Arslan (Verts). Tanto más cuanto que las regiones montañosas ya se benefician de otras ventajas y apoyos, recordó Philippe Bauer (PLR).

Asimismo, la implementación y evaluación de medidas para combatir la adicción al juego no debe implementarse con una institución de prevención. La Cámara de Diputados devolvió por 98 votos contra 85 en su propuesta inicial bajo la presión de la derecha.

Esta disposición permitió continuar una colaboración ya eficaz y fructífera, subrayó Laurence Fehlmann Rielle(PS), lamentando que el Parlamento haya suprimido todas las medidas de prevención de la ley.

Los proveedores de servicios de telecomunicaciones pueden abstenerse de bloquear los juegos de azar extranjeros ilegales si esto es perjudicial para la calidad de la red. Los diputados aprobaron ampliamente este compromiso, en detrimento de una parte de la izquierda.

Todavía hay discrepancias sobre los salarios de los miembros de administración de la lotería, que no debe exceder la de un concejal federal.

El proyecto de Ley vuelve ahora a la Cámara Alta para eliminar otra divergencias restantes.