Oferentes Eligen Emplazamiento Para El Nuevo Casino Andaluz

Son tres las empresas que compiten para adjudicarse la licencia de un nuevo casino en Granada que será otorgada por la Consejería de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía. El Grupo Orenes en un edificio que hay en la carretera de Armilla, frente de la feria de muestras; el Capricho en Monachil; y Cirsa en el Hotel Camino de Granada.

Los tres oferentes cumplen con los dos requisitos básicos del pliego de condiciones. Estar constituidas como sociedades anónimas con un capital social mínimo y desembolsado en acciones nominativas por un importe de 2,5 millones de euros, y ubicarse en un radio inferior a los treinta kilómetros de Granada.

Ahora la Junta tiene un periodo de nueve meses para valorar cada una de las propuestas y finalizar un proceso que implica, por ejemplo, la remisión del expediente a la Diputación Provincial de Granada y a los ayuntamientos en cuyo término municipal se plantee la instalación del casino, cosa que ya sucedió.

El consistorio de Armilla ya remitió una notificación a los vecinos que hay en un radio de cien metros en el entorno de Centro Empresarial Rolifa -antiguo gimnasio Fitness First-, donde Orenes quiere poner en marcha su proyecto. Una comunicación donde el propio alcalde armillero, Gerardo Sánchez, les informaba de las pretensiones de Orenes en el marco de un concurso público convocado por la Junta.

Les facilitaba todos los detalles de la localización. Y les adelantaba que toda la documentación recibida se somete a información pública para que en el transcurso de veinte días hábiles registren las alegaciones y sugerencias que se estimen convenientes en el Ayuntamiento. También se insta a ciudadanos y negocios de la zona a que asistan a una reunión con responsables de Orenes el jueves próximo.

El alcalde Gerardo Sánchez comentó que el edificio reúne todos los requisitos urbanísticos, aunque no ocultó su preocupación respecto a la receptividad de la zona residencial colindante. "He hablado con alcaldes que tienen instalaciones de este tipo en el centro urbano, aunque en este caso no es así, y todos me han indicado que no se generan problemas de orden público", dijo Sánchez, quien reconoce que se está ante una actividad económica interesante por su capacidad de generar puestos de trabajo e impuestos para Armilla. También considera que la localización es idónea por las facilidades de acceso al centro de Granada, donde se producen los mayores flujos turísticos, y donde se encuentran la mayoría de los hoteles. "No hay estación de metro cercana, pero esto no es inconveniente porque, según los promotores, su público objetivo se desplaza en taxi", aseguró el regidor de Armilla.

Otro de los aspirantes es el Capricho, en Monachil, que fue
construido en 1999 con la intención de que albergara un casino, entre otros servicios vinculados con la hostelería, el alojamiento y los espectáculos, y que supuso en su momento una inversión de 2.000 millones de las antiguas pesetas (12 millones de euros). Gregorio López, gerente del Capricho, indica que tienen un "complejo muy consolidado que, además, se halla en el anillo de Granada, lo que aporta un plus de discreción a los potenciales clientes". A ello hay que sumar que el Capricho ya dispone de un hotel casi de lujo, salas de espectáculos, restaurantes y una amplia experiencia en la organización de eventos. López también recalca el carácter puntero de su socio tecnológico en esta aventura. "Nosotros estamos prácticamente listos para darle al 'play' -agregó- ya que tan sólo hay que acometer el arreglo de techos y de suelos para extender todo el cableado que precisa la maquinaria. Nosotros lo tenemos todo montado", subrayó. Respecto a la creación de puestos de trabajo, estimó que un salón con las características determinadas por la Junta, con una capacidad mínima para quinientas personas, requiere de al menos sesenta trabajadores.

El tercer postulante es Cirsa junto al Hotel Camino de Granada. Fuentes de la empresa indicaron que su apuesta en Granada es "sólida desde el punto de vista técnico y absolutamente ilusionante de cara al futuro. Para la compañía cualquier proyecto es relevante, aunque esta importancia es aún mayor cuando se trata de una oportunidad en España, donde Cirsa se creó hace ahora cuarenta años y donde en la actualidad cuenta con más de 4.000 empleados".

"Andalucía es una región con gran peso específico en el conjunto del negocio de Cirsa" y en la que siempre han creído, apuntaron. "Prueba de ello es que estamos presentes en todos los subsectores del juego, lo que representa contar con la infraestructura necesaria para el desarrollo de operaciones y garantizar la atención al cliente". La firma mantiene una plantilla de 700 puestos de trabajo en Andalucía. Según Cirsa, "para Granada, un gran casino sería el complemento perfecto a la rica oferta de ocio y turismo con la que ya cuenta la ciudad".

Los solicitantes de la licencia del casino de Granada, debieron realizar un desembolso de 2,5 millones de euros.

Los cinco casinos que funcionan en la comunidad autónoma andaluza, observaron un beneficio bruto el año pasado de 12 millones de euros cada uno.


 

 

Fuente:www.ideal.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner