La publicación de las normas técnicas tiene lugar después de que la Comisión Europea ratificó la propuesta de Dinamarca de liberalizar sus mercados de bingo y carreras de caballos.

El bingo en línea estará disponible a partir de enero de 2018 y será gravado, así como juegos de casino, al 20 por ciento de los ingresos brutos, mientras que el bingo realizado en establecimientos se limita a organizaciones sin fines de lucro.

El bingo online estará permitido en formatos de juego de 75 y 90 números, con cartones puestos a disposición de los jugadores, 10 minutos antes de cada juego.

Los números o símbolos se cantarán cada tres segundos, con el juego detenido durante 10 segundos cada vez que un premio sea llamado. Las reglas del bingo fueron notificadas a la Comisión Europea el 29 de septiembre, y están sujetas a un período de suspensión que expira el 1 de enero de 2018.