El Estado Vuelve Al Rescate Del Hipódromo De La Zarzuela

El madrileño Hipódromo de la Zarzuela continúa con dificultades para hacer frente a todos los gastos que ocasiona su administración, con pérdidas que en el último año crecieron un 40% y superaron los 8 millones. Ahora, nuevamente el Estado español debe salir a su rescate.

El accionista principal del Hipódromo necesitará la ayuda de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y de Selae (sus accionistas) para no caer en causa de disolución. El próximo 28 de diciembre su presidenta convocó una junta de socios para aprobar las "aportaciones de los accionistas para el reequilibrio patrimonial de la sociedad", y restaurar la situación patrimonial de la compañía.

Desde 2011, la sociedad que gestiona el Hipódromo arrastra un resultado negativo de más de 26,7 millones de euros.

El 95,78% del accionariado del Hipódromo de la Zarzuela está en manos de la SEPI. El otro 4,22% también es público, bajo el paraguas de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (Selae).

La inyección de fondos exacta se desconoce y la SEPI asegura que se concretará el mismo día de la junta. Sin embargo, el

desequilibrio patrimonial del hipódromo sí es público. Al cierre del año, contaba con un fondo de maniobra negativo por importe de 31,2 millones de euros (EUR23,8 millones, a 31 de diciembre del año anterior). Este concepto indica la capacidad de la compañía para hacer frente a las obligaciones de pago con todos los mecanismos que tiene a su alcance, como la tesorería, existencias o las deudas que tiene que cobrar.

Sin embargo, sus administradores no ponían en duda, a
cierre de 2016, la continuidad de la empresa porque ésta dispondrá de "sucientes

recursos nancieros para permitir el desarrollo normal de la actividad", según explica en su informe anual. En cambio, su auditor sí manifestó sus dudas.

La firma que revisa sus cuentas, Grant Thornton, realizó un párrafo de énfasis en su informe de auditoría en el que señala que la compañía ha "incurrido en pérdidas signicativas" en el ejercicio 2016 y en los anteriores. "Pérdidas que también se prevén en el próximo ejercicio", agregó. "En esta situación, la viabilidad nanciera y patrimonial de la sociedad en el corto plazo dependerá de la efectividad del apoyo de sus accionistas".

En 2014, el Hipódromo perdió 2,8 millones de euros y sus accionistas, un año después (en noviembre de 2015), realizaron una

inyección de fondos de EUR 10 millones. De ellos 9,5 millones de euros correspondieron a la SEPI. En 2016, también se reequilibraron las cuentas, pero de otro modo, porque realizó una reducción de capital de 3,7 millones de euros.

En 2016, la partida que más creció en su balance fue la de gastos de gestión, que casi se triplicó, hasta 6,13 millones de euros. Básicamente, se incluyen los premios de las carreras y las apuestas sobre estas dentro del recinto. Los primeros pasaron de 1,3 a 3,5 millones de euros; las apuestas, de 0,9 a 2,6 millones.


 

 

Fuente:www.lainformacion.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner