El Hijo De Un Caballo Argentino Ganó La Carrera Más Cara Del Mundo

Se disputó este sábado en el hipódromo de Gulfstream Park de Florida, Estados Unidos, la prueba hípica que concede los premios más importantes del mundo dentro de este sector deportivo. Repartió 16 millones de dólares entre los participantes, llevándose el ganador, Gun Runner, un cheque de siete millones de dólares. El pura sangre es hijo de Candy Ride, el caballo argentino considerado un crack del turf mundial.

Para participar en la Pegasus World Cup, los propietarios de los caballos deben pagar nada más ni nada menos que un millón de dólares. Diez millones se destinan a los tres primeros clasificados, y los seis millones restantes se reparten entre el resto de participantes.

Este es el criterio que establece el grupo Stronach, el emporio de juego que el pasado año creó la carrera hípica -en la primera edición con una bolsa de 12 millones de dólares-, para convertirla en la competición deportiva mejor dotada económicamente del planeta. Incluso mayor que la Dubai World Cup, otro evento de carreras de caballos que los jeques montan en el emirato árabe y que reparte 10 millones de dólares.

Gun Runner, pura sangre escogido como el mejor ejemplar del 2017, ganó los siete millones en tan solo 1 minuto y 47 segundos, el tiempo que necesitó para imponerse con suma facilidad a sus once rivales en el hipódromo americano.

El ganador es hijo de Candy Ride, un caballo argentino de Río Cuarto que desde hace años vive en Estados Unidos luego de retirarse invicto de las pistas

Favorito en las apuestas, se colocó rápido en segundo lugar, detrás de Connected. Luego el jockey Florent Geroux llevó a Gun Runner a la punta, defendiéndose de un último desafío de parte de West Coast.

West Coast, entrenado por Bob Baffert, llegó segundo para llevarse un premio de U$S 1,6 millones, y Gunnevera, con el panameño Luis Sáez, en tercer lugar, para embolsar U$S 1,3 millones.

Para tener en cuenta la relevancia de esta carrera, Candy Ride es tendencia mundial en el escalón diez en la red social Twitter.

Candy Ride

La historia de Candy Ride (Ride The Rails-Candy Girl) empezó un 1 de mayo de 2002 cuando debutase en General Cabrera en una polla de potrillos, ganando por varios cuerpos.

El día que Candy Ride ganó su última carrera en Argentina, estaba presente el entrenador Ron McAnally, quién se comunicó con los que luego fueron sus dueños diciéndoles "Acabo de encontrar el caballo con el que ganaremos el Pacific Classic el próximo año, se llama Candy Ride y es argentino...". El Pacific Classic es una de las carreras más importantes en Estados Unidos, se corre desde 1991.

Comenzarían las negociaciones y el zaino argentino que había sido comprado por 4 amigos en el Haras Abolengo por la módica suma de 12.000 pesos, sería vendido por 1.200.000 dólares.

En el mes de Enero de 2003, Candy Ride se despedía de Argentina para empezar su nueva vida en Estados Unidos.


 

 

Fuente:cronicaglobal.elespanol.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner