La torre de 63 pisos será transformada en “The Drew Las Vegas”, y es uno de los dos proyectos de casinos que se espera abra sus puertas en el Strip para el 2020.

Las compañías declararon a la agencia Associated Press que la propiedad contará con un casino, aproximadamente 4.000 habitaciones y suites, espacio exclusivo para convenciones y reuniones, además de una variedad de entretenimiento, vida nocturna y opciones para almorzar y cenar.

Este terreno se encuentra cerca a los hoteles y casinos Circus Circus y SLS. Esta propiedad de lujo también será la primer casa en el Strip de JW Marriott y la marca más importante de la otra compañía asociada.

La propiedad cesó actividades en el 2009 debido a la recesión que impidió que se lograra una apertura, y los propietarios declararon bancarrota tras la recesión, por lo que el lugar nunca fue terminado.

La firma Icahn NV Gaming Acquisition LLC, compró la propiedad en el 2010 por 150 millones de dólares.

Por varios años, el edificio más alto del área de Las Vegas, se mantuvo sin movimiento y sin trabajadores.