Los afectados que pierden una parte de la movilidad de su cuerpo se someten a tratamientos de fisioterapia, mientras que las terapias basadas en el entrenamiento de la atención se reservan para pacientes con dificultades del aprendizaje o de memoria.

El estudio que publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) apunta que las terapias centradas en la atención, como los videojuegos, pueden complementar los tratamientos físicos que reciben estos pacientes. En la investigación analizaron durante más de tres años la arquitectura de las lesiones en el cerebro de 167 pacientes con ACV, para analizar con precisión los patrones de dichas lesiones y comprender mejor sus problemas motrices.

Los expertos subrayan la importancia de las partes del cerebro encargadas de la atención en el control del movimiento, lo que puede también sugerir vías terapéuticas complementarias de las terapias motoras, como los videojuegos.