Extremadura Se Prepara Para Grandes Centros De Ocio

En la comunidad autónoma española de Extremadura, el PSOE registró en la Asamblea una nueva propuesta de ley para la creación de grandes instalaciones de ocio que llegará al pleno en el plazo estimado de un mes si cuenta con el informe favorable del Consejo de Estado. La iniciativa reducirá a la mitad los plazos administrativos y urbanísticos para la puesta en marcha de este tipo de proyectos, los que se tramitarán siempre por la vía de urgencia.

Tal como adelantó el miércoles el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el objetivo de la norma es posibilitar y captar la instalación de grandes parques temáticos y de ocio familiar en la región, fundamentalmente destinados al público internacional. Ya hay al menos un promotor extranjero interesado en abrir una instalación de este tipo en la comarca de La Siberia, en concreto en el municipio de Castilblanco. No obstante, según Fernández Vara son "varios" los inversores que están "esperando a que la puerta se abra".

La propuesta plantea un marco legal para permitir la instalación en Extremadura de complejos de grandes dimensiones que aúnen establecimientos de turismo (hoteles, balnearios, equipamientos culturales, centros de congresos, campos de golf o de recreo acuático) con otros destinados al ocio adulto (casinos, bingos, salas de juego, etc.).

El objetivo es dar cobertura jurídica a iniciativas empresariales que pretendan implantar de forma sostenible una instalación de ocio de alta capacidad y destinada al turismo internacional.

Fernández Vara anticipó que tendrán la consideración de grandes instalaciones de ocio aquellas que planteen al menos la ocupación de 1.000 hectáreas, una inversión global de 1.000 millones de euros, la creación de 2.000 puestos de trabajo directos y la generación de 3.000 plazas hoteleras. También deberán depositar una fianza de 10 millones de euros. Estos requisitos son mínimos, por lo que podrían verse ampliados. De hecho, el proyecto que se plantea en la comarca de la Siberia, supera con creces algunos de esos parámetros.

Los usos propuestos para el suelo podrán ser terciario, dotacional y residencial, sin que la edificabilidad destinada a viviendas supere más de un 20% del total de la actuación. Además, será necesario destinar un 10% del terreno a un espacio singular dedicado a la preservación de la biodiversidad autóctona.

Las empresas interesadas podrán beneficiarse de condiciones especiales en materia de juego, procedimiento administrativo, urbanismo, infraestructuras para empresas, planes de formación y tributos propios. Sobre este punto, apuntó que se trata de ofrecer un marco fiscal competitivo en comparación con el que ofrecen otras comunidades autónomas. El 40 % de cero es cero, el 10% de mucho es mucho", indicó.

En el caso de que incluyeran casinos, se contemplan deducciones de hasta el 80% en el impuesto de juego, en función de la cantidades invertidas en la construcción y equipamiento del complejo.

Para que la propuesta de ley salga adelante deberá contar con el voto favorable o la abstención de PP o Podemos. Fernández Vara señaló que tanto estos grupos como Ciudadanos conocen la iniciativa. También mostró su deseo de que permitan su aprobación, lo que espera conseguir antes del verano. Según dijo, una de las cuestiones que más valoran los inversores es la estabilidad política y la unión de los partidos, ya que asegura que este tipo de proyectos tengan continuidad más allá de una legislatura.

De acuerdo al proyecto normativo, las empresas deberán presentar el proyecto a la Junta. Deberán incluir una memoria con datos de la empresa, actividades, ubicación, anteproyecto urbanístico (se tramitará como un proyecto de interés regional), estudio ambiental preliminar y estudio económico-financiero. También tendrán que contener informes sobre creación de puestos de trabajo, programación de las obras e infraestructuras requeridas. Asimismo, deberán acreditar un capital social mínimo de 600.000 euros por
cada uno de los casinos que proponga.

Una vez recibida la solicitud, la Junta creará una comisión interadministrativa especial que, en un plazo máximo de un mes, deberá examinar el proyecto, tras lo que emitirá un informe técnico. Dentro de ese periodo se dará quince días de audiencia a los ayuntamientos afectados.

Concluido este paso, la comisión especial mandará, si procede, una propuesta de calificación de gran instalación de ocio. La aprobación corresponderá al Consejo de Gobierno y se hará mediante un decreto que deberá incluir las actividades, usos y juegos autorizados, así como un cronograma de ejecución. En ese momento la fianza se elevará al 2% del coste total.

La calificación de gran instalación de ocio implicará reducir los plazos de tramitación a la mitad. Asimismo, supondrá la concesión del interés público y social a efecto de expropiaciones. Si el proyecto incluye casinos, la autorización abarcará a todo tipo de juegos de azar contenidos en la legislación extremeña.

También acarreará la aprobación inicial de un plan de ordenación, el documento que integrará los permisos ambientales y urbanísticos. En un plazo máximo de tres meses se completará la evaluación ambiental, la exposición al público y el plan de seguridad y emergencias.

Superado ese plazo, la aprobación definitiva del plan corresponderá al Consejo de Gobierno, lo que facultará para obtener las licencias de obra. En total, la intervención de la Junta ocupa de cinco a seis meses.

Los trabajos deberán comenzar en un plazo máximo de seis meses desde la publicación del plan de ordenación. El periodo de ejecución no podrá pasar de cinco años. Una vez terminadas las obras, los promotores tendrán seis meses para poner en uso al menos el 50% del recinto y un año para su apertura completa.

Por otra parte, los inversores gozarán de ventajas legales y fiscales que se conceden a estos proyectos.

En el primer caso, se establece que los grandes centros de ocio dispondrán de libertad de horarios comerciales. Asimismo, se exime de la aplicación de las normas sobre aprobación de casinos recogidas en la legislación extremeña, que exige la concesión por concurso público y limita las autorizaciones a una por cada 500.000 habitantes.

En cuanto al régimen fiscal, se establece un tipo fijo del 15% para los casinos. Actualmente se aplica ese porcentaje cuando los ingresos no pasan de 2 millones de euros al año, pero a partir de esa cifra llega al 30% (de 2 a 4 millones), 40% (de 4 a 6 millones) y 50% (más de 6 millones).

La aplicación del porcentaje del 15% a los ingresos obtenidos da como resultado la cuota a pagar. Pero se añade una deducción de hasta el 80% de esa cifra, tanto para casinos como para el resto de juegos. Se pretende así compensar la inversión realizada, lo que podrá realizarse de forma fraccionada durante 25 años.

Los promotores deberán constituir, transcurrido un año desde la fecha de apertura del complejo, un Fondo de Sostenibilidad Social Corporativa para actuaciones de interés general en el ámbito del patrimonio histórico, cultural, natural, de eficiencia energética e inclusión social. Se nutrirá anualmente con una aportación de al menos 3 millones de euros, cifra mínima actualizable.

El presidente de la Junta indicó que la región ya no puede depender de fondos públicos para crecer y que para equilibrar las cuentas se necesita una aportación extra de 300 millones de euros en ingresos. Para eso, se necesitan autónomos y empresas, pero también grandes proyectos de inversión. "Extremadura necesita crecer y pensar en grande", apuntó.


 

 

Fuente:www.hoy.es y www.lacronicabadajoz.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner