Un Casino Alemán Devuelve Una Obra Expropiada Por Los Nazis

Un casino alemán devolverá una pintura holandesa de 300 años de antigüedad expropiada por los nazis a un comerciante de arte judío, Max Stern, según informaron sus herederos. La devolución tendrá lugar en el Museo de Amsterdam.

"Es la primera vez que una organización alemana nos ha devuelto una pintura", afirmó Clarence Epstein, directora de proyectos especiales en la Universidad de Concordia en la ciudad canadiense de Montreal, una de las tres instituciones culturales a las cuales Stern legó su patrimonio.

Según Epstein el hecho constituye una prueba de que "Alemania está comenzando a aceptar que enmendar el expolio de obras de arte es importante y constituye una prioridad para ellos". Epstein no dijo cuál era el casino, el cual pidió no ser dado a conocer.

Desde 2002, la Universidad de Concordia ha buscado recuperar más de 400 pinturas que Stern perdió en manos de los nazis, quienes realizaron una venta forzada en 1937, trasladando la pintura a la Galerie Heinemann en Wiesbaden..

En diciembre de ese año, el mismo Stern cerró su galería de arte ubicada en la ciudad alemana de Dusseldorf y huyó a Londres, para luego establecerse en Canadá donde se convirtió en uno de los distribuidores y coleccionistas de arte más importante del país.

La mayor parte de los bienes de Stern, que murió en 1987, fueron legados a la Universidad de Concordia, la Universidad de McGill University en Montreal y al Museo Hebreo de Jerusalén.

The Masters of the Goldsmith Guild ('Los maestros de la cofradía de los orfebres') realizada en Amsterdam en 1701 por el pintor de retratos holandés, Juriaen Pool II
(1665-1745), constituye la novena obra expoliada en ser recuperada por sus herederos. La pintura a gran escala trata de algunos de los ciudadanos más importantes de Ámsterdam.

El proceso para recuperar la obra comenzó en 2004, cuando la casa de subastas Sotheby's contactó con la oficina de Epstein para informarse sobre el estado de la pintura.

Esto dio lugar al descubrimiento de una carta escrita por Stern en 1937 dirigida al Instituto Holandés de Historia del Arte, una organización destinada a la documentación de obras.

Una fotografía de la pintura que acompañaba la misiva de Stern, con el objetivo de obtener más información sobre el retrato, no dejó dudas sobre su origen, explicó la académica, quien agregó que este descubrimiento convenció al casino para que devolviera la obra a los herederos de Stern.

La devolución tendrá lugar en el Museo de Amsterdam, el cual tiene una extraordinaria conexión con el artista, ya que vivió en el edificio que el siglo 17 fue un orfanato, aunque es hoy un museo para niños.

El Proyecto de Restitución Max Stern está abocado ahora en recuperar otras 40 pinturas que cree que alguna vez pertenecieron a uno de los más importantes mercaderes de arte de Canadá. Según Epstein, las conversaciones con una docena de personas y de organizaciones, incluyendo el Gobierno alemán, están progresando.

 

 


 

 

Fuente:www.europapress.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner