Se Esperan Más Retrasos Con La Ley De Casinos En Japón

Las empresas internacionales operadoras acogieron de buen grado el acuerdo alcanzado en Japón sobre los puntos clave necesarios para finalizar la legislación de los futuros resorts con casino, que se espera generen miles de millones de dólares para el país y la industria.

El gobernante Partido Liberal Democrático y su socio de la coalición, Komeito, llegaron a un acuerdo esta semana sobre diversos puntos que van desde las tasas impositivas al espacio que ocuparán los casinos; un debate que fue muy seguido por los operadores, mientras calibran el tamaño potencial de las inversiones en el país.

Japón legalizó los casinos a fines de 2016 después de años de demora y aún necesita la aprobación de una legislación adicional para establecer cómo se seleccionarán las ubicaciones de los resorts y cómo se regulará la industria.

Pero enfrenta una dura tarea al aprobar la ley en la actual sesión del Parlamento, que se extiende hasta el 20 de junio, dijeron fuentes políticas, lo que podría retrasar aún más la apertura de los primeros centros turísticos.

A pesar de la posibilidad de nuevas demoras, los operadores de casinos con sede en Estados Unidos y Macao que compiten para ganar las primeras licencias dijeron a la agencia Reuters que estaban muy satisfechos con el acuerdo alcanzado por el partido gobernante.

"Están yendo en la dirección correcta, y seguimos muy entusiasmados con la oportunidad de Japón", dijo William Shen, director general de Corea y Japón en Caesars Entertainment Corp.

Japón, que alberga una gran población adinerada y atrae a un número récord de turistas extranjeros, es visto por los operadores como uno de los grandes mercados de casino sin explotar.

La última gran oportunidad en Asia fue Singapur hace más de una década y generó importantes ingresos para los dos operadores de casinos allí instalados.

Solo dos casinos japoneses podrían generar más de 10 mil millones de dólares en ingresos anuales, según pronosticaron los analistas. Ese mercado potencial suscitó un gran interés en empresas como Las Vegas Sands Corp, MGM Resorts International, y otras.

El espacio destinado a los casinos en Japón tendrá un tope del 3% del área total de los resorts. Un límite superior absoluto de 15.000 metros cuadrados había sido lanzado por el partido Komeito.

Los ejecutivos de casino presionaron el año pasado contra un límite absoluto, argumentando que los obligaría a reducir sus inversiones y neutralizar el impacto económico de los centros turísticos.

La coalición también optó por una tasa impositiva fija del 30% sobre los ingresos del casino en lugar de una escala de impuestos móvil, que se consideró negativa para los operadores más grandes.

Sin embargo, una agenda legislativa repleta significa que el proyecto de ley no podrá aprobarse hasta la sesión de otoño del parlamento, dijeron fuentes políticas.

"Tendríamos que extender la sesión para que la ley pase esta vez", dijo una fuente. "Sin hacerlo, será muy difícil".

Se considera poco probable que el primer ministro Shinzo Abe, que lucha contra un presunto escándalo de clientelismo, impulse una extensión de la legislación que sigue siendo impopular entre el público, dijeron los analistas.

Japón limitará el número inicial de casinos a tres sitios, por debajo de los cinco o seis sugeridos por el partido de Abe.

La ciudad de Osaka es vista como el favorito entre las principales metrópolis, que atraen la mayor atención de los operadores globales.

Los sitios en Hokkaido en el norte de Japón y Kyushu en el sur, son los principales candidatos del interior. Las ubicaciones serán elegidas a fines de 2019, dijeron expertos de la industria.

"Parece cada vez más probable que solo tengamos un complejo urbano importante, probablemente Osaka", dijo Jay Defibaugh, analista de CLSA. "El mercado inicial podría no ser lo que hemos imaginado".

Los residentes de Japón tendrán que pagar 6.000 yenes (U$S 56) para ingresar a los casinos, más bajo que el sugerido por Komeito. Los turistas extranjeros podrán ingresar de forma gratuita a estos centros de juego.

Se planearon estrictas tarifas de entrada para aplacar la oposición genera en el país contra los casinos, centrada en los temores de un aumento en la adicción al juego. Una encuesta realizada por la agencia de noticias Kyodo el mes pasado encontró que el 65 por ciento de los japoneses se oponen y solo el 26% está a favor de los casinos.

Los operadores se opusieron a las tarifas de entrada, y algunos dicen en privado que incluso una tarifa de 6.000 yenes tendrá un impacto en su negocio.

"El mayor desafío es la tarifa de entrada", dijo un ejecutivo de un importante operador bajo condición de anonimato. "La gente que no está loca por el juego dudará en ir", agregó.


 

 

Fuente:www.reuters.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner