Más De 2.000 Millones De Euros Por Cirsa

Serían más de 2.000 millones de euros la cifra que el fondo norteamericano Blackstone pagará por la adquisición de la empresa del sector del juego Cirsa, que incluyen los aproximadamente 900 millones de deuda que mantiene la compañía catalana. En la operación, que despertó ya el recelo sindical por el futuro de los trabajadores, quedó excluido el negocio de la multinacional terrassense en Argentina que seguirá controlado por el empresario Manuel Lao Hernández.

Al parecer, Argentina quedó fuera de la transacción, que se oficializó el pasado viernes, por las discrepancias de Manuel Lao y los fondos ofertantes, respecto a la valoración de los activos de la empresa en Argentina. Lao considera que existe potencial para crecer dada la nueva estabilidad económica en la que ha entrado el país, según informó el periódico La Vanguardia.

Manuel Lao, por lo tanto, separó el próspero negocio que tiene en Argentina, su principal enclave en Latinoamérica, de la operación. Esto le garantiza los ingresos futuros, a pesar de que en 2017 una modificación en la fiscalidad y los efectos de los tipos de cambio pasó factura a los ingresos de Cirsa en el país. El negocio argentino engloba los casinos flotantes de Puerto Madero y el casino City Center de Rosario. A nivel de Catalunya, los sindicatos expresaaron su preocupación por el futuro de la actividad y de la plantilla. José Luis Fernández, secretario comarcal de UGT, manifestó que esta semana el sindicato se pondrá en contacto con la dirección de Cirsa, con la "intención de realizar un acercamiento para conocer las condiciones de la venta y cómo queda el tema de la plantilla".

Según Fernández, a UGT le urge conocer "qué intenciones tiene el nuevo propietario. Realmente nunca se sabe qué hay detrás de estas transacciones. Parecen que sean un traspaso empresarial simplemente, y detrás puede haber otros intereses". El dirigiente gremial espera que se
"mantenga la actividad, los puestos de trabajo y las condiciones de la plantilla".

A nivel mundial, Cirsa opera 147 casinos, 178 salas recreativas, más de 75.000 máquinas de juego, 70 salas de bingo y 2.000 sitios de apuestas.

La firma logró en 2017 un beneficio operativo de 427 millones de euros, un 7,2 % más, mientras que sus ingresos de explotación aumentaron un 6,4 %, hasta los 1.716 millones.

Una vez Cirsa en manos de Blackstone se abrieron de nuevo las especulaciones acerca del futuro de Codere, el otro gran grupo de juego español. La posible integración de las dos compañías había sido un tema recurrente en las últimas semanas. Sin embargo, y el hecho de que Cirsa no haya incluido en la venta el negocio de Buenos Aires, parece reducir el interés de una operación de este tipo, ya que Codere obtiene en Argentina más del 40% de sus ingresos.

Por otro lado, Codere ha sufrido en los últimos años un deterioro de sus márgenes debido a las apuestas por internet, y por tanto, una fusión con Cirsa aportaría sinergías. Codere también fue objeto del deseo de los fondos de inversión. Actualmente, los fondos, encabezados por Silver Point, controlan el 21,6% del capital. Con otros fondos minoritarios (Contrarian, con un 9,9%, y Abrams, con un 8,7%) y el apoyo de tres consejeros independientes, forzaron la salida de la presidencia y vicepresidencia de los representantes de la familia fundadora.


 

 

Fuente:www.diarideterrassa.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner