Extremadura Aprobó La Ley Para Instalar Grandes Centros De Ocio

La Asamblea de Extremadura aprobó la Ley Extremeña de Grandes Instalaciones de Ocio (LEGIO), propuesta por el PSOE, en la que finalmente se redujo de 1.000 a 300, las hectáreas mínimas exigidas a estas iniciativas empresariales. La normativa facilitará el establecimiento de grandes instalaciones de ocio en esa región española.

Tras un debate de 51 enmiendas de Podemos, 16 de Ciudadanos y siete del PSOE, mientras que el PP no registró ninguna, la norma sancionada el miércoles obtuvo los votos favorables del PSOE y del diputado no adscrito, el exparlamentario del PP, Juan Antonio Morales, ya que los populares y Ciudadanos se abstuvieron y Podemos votó en contra.

La legislación aprobada exige una inversión global de al menos 1.000 millones de euros, la creación de un mínimo de 2.000 mil puestos de trabajo directos en las actividades económicas y la creación de un mínimo de 3.000 mil plazas de alojamiento hotelero, aspectos que se mantienen del texto inicial ya que las enmiendas más importantes no propseraron.

Todas las alegaciones PSOE fueron aprobadas y, salvo la relativa a la superficie mínima, tenían que ver con las observaciones puestas por el Consejo de Estado a aspectos de la tramitación administrativa, entre ellas que los ayuntamientos dispongan de los mismos días, 45, que la Junta de Extremadura para resolver estos expedientes.

El portavoz del PSOE, Valentín García, explicó que esta propuesta de ley era necesaria ya que Extremadura no tenía una norma para amparar a las grandes instalaciones de ocio.

Destacó que por primera vez en 35 años de autonomía contó con el dictamen del Consejo de Estado, que concluyó que se atiene a la Constitución, el Estatuto de Autonomía y el derecho europeo, según el parlamentario socialista.

Se trata de contar con una ley que permita una tramitación rapida y ágil para competir en igualdad de condiciones con otras CCAA, ha recalcado García.

El diputado del PP Víctor del Moral consideró que el Consejo
de Estado dió "un varapalo de tal calibre" a la propuesta de ley, que obligó al PSOE a presentar siete enmiendas que corrigen 34 apartados, una "chapuza" que desvirtúa el sentido inicial de la norma.

Esta "bochornosa opereta" se produjo, según Del Moral, porque al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, le prometieron la llegada de millones de visitantes con proyectos que podrían revertir la situación de Extremadura.

La "paradoja" es que todo estaba condicionado a la aprobación de una ley "neoliberal", una posición política que tanto criticaron los socialistas, y que supone en este caso una ley con reducción de impuestos, libertad de horarios o trámites exprés medioambientales.

La diputada de Podemos Jara Romero recordó que ellos avisaron de que era una "chapuza jurídica", como después certificó el Consejo de Estado, aunque solo abordó una parte de la ley.

A su juicio y de Cs, fue hecha "a medida del PP", que ni siquiera presentó enmiendas, y planteó que para que la ley fuera "coherente" y tuviera el apoyo de su grupo habría que aprobar sus enmiendas.

Alegaciones para eliminar las decenas de referencia al juego, por una tributación justa, por condiciones laborales dignas o por un lenguaje no sexista.

La portavoz de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, dijo que las enmiendas de su grupo pretenden adaptar la ley al dictamen del Consejo de Estado y agilizar el proceso administrativo.

A su juicio, es una norma metida con "calzador" para "un determinado o determinados" proyectos, aunque hay aspectos de "difícil arreglo".


 

 

Fuente:cadenaser.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner