¿Dónde Conseguir Dominios Exóticos Para El Juego? En Las Islas Cocos

El organismo regulador de medios de Australia está investigando la legalidad de una serie de páginas de juegos y sitios webs de apuestas que funcionan con código web de las Islas Cocos, un distante archipiélago ubicado en el Océano Índico y de administración australiana. La Australian Communications and Media Authority (ACMA) detectó que un número no determinado de sitios webs de apuestas están funcionando bajo un código de internet propio y direcciones indeterminadas.

La ACMA está comprobando si estas páginas cumplen con las normativas emitidas desde el continente o se están manejando a través de una regulación propia, lo que sería ilegal para la ley australiana. A partir del código .cc, varios sitios están ofreciendo una variedad de juegos de casino en línea y opciones de apuestas deportivas en vivo, incluyendo Capital Territory soccer, Super Netball y Big V basketball. Las autoridades australianas creen que los sitios con código de las Cocos, no necesariamente están basados en el archipiélago, sino que podrían rastrearse al Caribe, Europa Oriental y algunos otros paraísos del juego. La salvedad, es que la mayoría de estos sitios están dando la oportunidad de utilizar criptomonedas para abrir cuentas de juegos.

Que empresas de juegos internacionales estén utilizando un código de un territorio offshore australiano parece no hacerles ninguna gracia a los políticos locales, sobre todo a aquellos que están abiertamente en contra de la proliferación del juego. El miembro independiente del parlamento, Andrew Wilkie, un activista en contra del juego, está exigiendo a los reguladores que dejen de tanto investigar y que terminen de un tajo con la actividad de estos sitios. Wilkie explicó que muchos sitios web están utilizando los dominios de las Islas Cocos para ofrecer varios servicios de juego a los ciudadanos locales, lo cual se considera una violación de la ley australiana. Este parlamentario, defensor de la reforma del juego, también instó al gobierno federal a tomar medidas inmediatas y cerrar los sitios web para que dejen de ofrecer servicios ilegales a los australianos.

Mientras tanto, las autoridades regulatorias están investigando a su ritmo y quieren estar seguros de que las empresas que operan con el código de las islas están violando la ley de juego interactivo (IgA, por sus siglas en inglés), ya que si estos sitios estuviesen proveyendo juegos de casino y apuestas deportivas en vivo a clientes australianos, estarían cometiendo un delito flagrante. Además, estás compañías de juego deberían tener una licencia otorgada por la ACMA, ya que es la condición sine qua non para poder ofrecer servicios de juegos de azar.

Los reguladores tienen en medio un trabajo bastante complejo, pues deberán determinar, sitio por sitio una serie
de factores contrapuestos a la ley vigente para poder comenzar a investigarlos y, eventualmente, cerrarlos. El experto de derecho de los juegos de azar de la Universidad de Monash, Charles Livingstone, explicó que el principal objetivo de la IgA es proteger a los ciudadanos australianos de sitios de juegos ilegales o no reglamentados, por lo que se deberían suspender de manera inmediata los sitios que no cumplan con la ley. El experto explicó que mientras estos sitios sólo utilicen un código del territorio australiano para funcionar y no se establezcan de manera física en una jurisdicción local, están cometiendo un delito. Las palabras de Livingstone parecen invitar a estas empresas a que salgan de la nebulosa, se instalen legalmente en el suelo australiano y que cumplan con las normativas, si es que quieren seguir ofreciendo sus productos a los ávidos jugadores australianos.

Pero las Islas Cocos no es el único territorio de ultramar australiano que es blanco de empresas que buscan dominios exóticos para sus operaciones de juego. A principios de este año se detectó que la Christmas Island estaba también siendo utilizada con este mismo objetivo por empresas que utilizaba al Bitcoin como medio de intercambio primario. La ACMA puso sus ojos sobre la empresa JustBet, un sitio de juego que justamente utilizaba criptomonedas y que estaba basado en Centroamérica. Las autoridades australianas lo cerraron y el sitio reabrió casi de inmediato sus operaciones con el código de área colombiano, lo que le impidió seguir alojando en su cartera a los jugadores australianos.

Ciertamente, los funcionarios de la entidad regulatoria de Australia saben que están realmente limitados para combatir este tipo de sitios. El caso de JustBet fue una victoria efímera ya que hasta ahora fue el único sitio obligado a cambiar de dominio y muchas empresas siguen operando con códigos de los territorios de ultramar. Para hacer frente a sus limitaciones y combatir a estos sitios ilegales, los reguladores australianos van a comenzar a trabajar en forma conjunta con los registros de dominio, como una forma de reforzar sus recursos y tratar de hacer cumplir la ley.


 

 

Fuente:www.abc.net.au; http:

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner