El portavoz gubernamental Yoshihide Suga, en su rueda de prensa diaria, salió al cruce de una nota difundida en las últimas horas por el portal informativo ProPublica, en la que recoge esas supuestas presiones de Trump en favor de Adelson y su firma Las Vegas Sands.

Según ProPublica, en 2017 Trump dijo a Abe que debería considerar a Adelson para concederle una licencia a fin de construir un gran complejo con casino en Japón, en una etapa en la que las autoridades niponas estaban revisando la legislación en ese sentido.

En esa ocasión, Abe no respondió y agradeció a Trump por la información, según una de las fuentes citadas por ProPublica.

El portavoz del Gobierno nipón recordó hoy que en julio pasado, cuando Abe fue consultado al respecto en el Parlamento, el primer ministro rechazó que Trump hubiera trasladado solicitudes específicas sobre la instalación de casinos en Japón.

“Es tal como había dicho el primer ministro” en esa ocasión, afirmó Suga. “No hay nada más”, insistió el portavoz.

Adelson tiene casinos en Estados Unidos, en Singapur y en Macao, y en 2014 intentó instalar en la provincia de Madrid el complejo Eurovegas, que no salió adelante por negarse las autoridades españolas a aceptar determinadas exigencias fiscales que el magnate solicitaba para su negocio.

Adelson apoyó con millones de dólares la campaña electoral de Trump a la presidencia, y mantiene una estrecha relación con el gobernante estadounidense.