Andorra Prorroga Respuesta A Los Recursos Contra Licitación

El Gobierno de Andorra prorrogó el plazo de respuesta a los recursos contra la licencia del futuro casino, presentados por cinco de los candidatos que se presentaron a la licitación de la sala de juego. Tiene hasta el 27 de noviembre, en los mismos plazos que la concesión de la licencia a Juegos SA, la candidatura ganadora.

El Consejo Regulador del Juego (CRAJ) otorgó más tiempo para responder los recursos de estos operadores.

Una segunda prórroga que se analiza de forma diferente por parte de los recurrentes.

Por una parte, se ve con optimismo porque entiende que se está estudiando a fondo un proceso que se cree incorrecto; por otra, genera preocupación por la posibilidad, por ejemplo, que la licencia pueda llegar antes de que la resolución de los recursos.

Según diversas fuentes, tanto la respuesta a los recurrentes como la concesión o no de la licencia, podrían acabar coincidiendo en el tiempo.

Los tiempos hicieron que el Gobierno tenga como mucho hasta el 18 de noviembre para entregar la concesión a Juegos SA, mientras que el plazo para contestar el recurso planteado por cinco aspirantes termina el 27 de noviembre. Estos nueve días de diferencia son una fuente de preocupación para los recurrentes, ya que consideran que existe el riesgo de encontrarse ante una situación de hechos consumados.

Los cinco recursos, presentados por Genting, Cirsa, Casino de Austria, Barriere y Partouche, tienen sus argumentos específicos, pero en el fondo piden empezar de nuevo con la licitación.

En paralelo, todos los recurrentes menos Barriere, realizaron una petición de amparo al Gobierno para que se suspenda de forma cautelar el otorgamiento de la licencia hasta la respuesta a los recursos.

Si no prosperan, los grupos mantienen abierta la posibilidad de reclamar por la vía judicial.

Uno de los recursos presentados acusa al director del CRAJ, Xavier Bardina, de haber interferido en el proceso. El recurrente considera que Bardina se extralimitó múltiples veces en sus funciones y que tomó decisiones que
correspondían a la mesa de valoración, el órgano superior que debía determinar quién era el ganador del concurso. Se considera, según varias fuentes cercanas a los recursos, que la actuación de Bardina fue irregular y que por lo tanto es motivo suficiente para la anulación de todo el proceso.

Se insta en la demanda que las interferencias del director del CRAJ estuvieron en clara contraposición con lo que marcaban las reglas de cómo se tenía que desarrollar el proceso del concurso.

Bardina, según se recoge en el texto, habría decidido de manera unipersonal aceptar o rechazar documentación que aportaban los aspirantes o sobre las aclaraciones que se habían de pedir respecto a lo que se iba presentando o las dudas que se generaban. Esta manera de actuar, según el recurrente, contaminó todo el proceso para que en la mesa de valoración ya llegaba lo que el director del CRAJ había filtrado previamente, agarrándose unas atribuciones que no le correponden.

El recurrente lo acusa de arbitrariedad a la hora de decidir sobre toda una serie de aspectos y considera que la actuación es suficientemente grave para que el Gobierno decida anular todo el concurso y vuelva a convocar la concesión. Hay que recordar que la mesa de valoración estaba formada por representantes de diferentes ministerios, que tenían como misión analizar y valorar los apartados del concurso que correponden a su área.

Uno de los puntos legales que sustentan la petición es que la delegación de funciones de la mesa de valoración está prohibida de manera expresa. En ningún caso se permitía que una persona física -en este caso Bardina- tomara decisiones que por competencias correspondían al órgano superior. Y esta máxima, según el recurso, es tan fuerte que ni la mesa tenía capacidad para haber determinado que Bardina tomara decisiones que correspondían al órgano colegiado.


 

 

Fuente:www.andorradifusio.ad y www.diariandorra.ad

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner