Ceuta Aligera Impuestos Para El Juego Online

Con el propósito de fomentar el asentamiento en la ciudad de Ceuta, en la orilla africana del estrecho de Gibraltar, de empresas del sector del juego online, el pleno de la Asamblea aprobó con carácter provisional una modificación de la fiscalidad de esa región española.

La propuesta, instada por el Gobierno, busca establecer las condiciones necesarias para competir con Malta y Gibraltar, los dos principales centros de esta actividad económica en Europa. Además, esta intención está animada por la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo que situará al Peñón en una difícil posición para conservar su preeminencia como plataforma del juego online.

El proyecto, sin embargo, no contó con el entusiasmo de los grupos de la oposición. Falta de previsión, ausencia de rigor en las estimaciones económicas, consagración de la ludopatía mediante el respaldo institucional al juego o vocación electoralista son algunos de los reproches que PSOE, Caballas, MDyC y Ciudadanos dedicaron a la propuesta.

Uno de los argumentos compartidos por todas las formaciones de oposición fue el de la falta de respuesta que el Gobierno viene ofreciendo a las demandas de los empresarios locales, para acometer una reforma integral del Impuesto sobre Productos, Servicios e Importaciones (IPSI).

"Venimos pidiendo una modificación completa del IPSI, pero el PP trae aquí una modificación puntual, chapucera, que no garantiza empleo ni inversión", criticó el portavoz del Grupo Socialista, Manuel Hernández.

Una de las críticas sostenidas por la oposición es la que atribuye al Gobierno un intento por utilizar la propuesta con intenciones electoralistas. El diputado de Caballas, Juan Luis Aróstegui, ha afeado que la propuesta contemple reducciones para la publicidad de servicios que, en este caso, no se limitan sólo a las actividades de las empresas de juego online. "Ustedes buscan una inyección para su campaña electoral", criticó Aróstegui, quien agregó que la bajada fiscal permitirá al Gobierno trasvasar recursos públicos a los empresarios de los medios para apoyar su campaña electoral.

Los diputados de la oposición plantearon sus dudas acerca de la posibilidad de que Ceuta acabe desbancando a Malta, el paraíso del juego online, de su actual puesto de privilegio. "No basta con rebajar la fiscalidad para conseguir consecuencias como las que parece que se buscan: no hay relación directa entre bajada de tipos e implantación de empresas que vienen de otros territorios", advirtió el diputado de Ciudadanos Javier Varga.

Otra de las objeciones a la propuesta aludió al coste moral y social que devendría de fomentar una actividad como la del juego. El diputado Aróstegui, advirtió de que la incentivación del
juego por una institución pública puede tener como consecuencia directa el fomento de la ludopatía. "Fomentar fiscalmente la ludopatía, que destruye familias enteras y amplios sectores de población juvenil, encontrará en Caballas un no radical".

Por su parte, la consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani, defendió la propuesta como parte de un proyecto integral orientada a fomentar el desarrollo de la economía digital en Ceuta. Aludió al centro que, instalado en la antigua Escuela de Negocios, albergará una incubadora y una aceleradora de empresas tecnológicas, y a las dos titulaciones de formación profesional en economía digital que se incorporarán a la oferta educativa de la ciudad.

"Lo que proponemos hoy aquí es aprovechar un tren que pasa; es un punto a favor de los ceutíes, y ustedes están en contra", opinó.

El objetivo de la propuesta aprobada es convertir Ceuta en un centro tecnológico mediante la incentivación fiscal. El Gobierno aspira a que las empresas dedicadas al sector del juego online encuentren un entorno favorable para asentarse en la ciudad.

Esta modificación del IPSI se plantea como complemento de la bonificación del 50% contemplada en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 sobre los tributos aplicables a estas empresas en Ceuta y Melilla. La nueva regulación pretende beneficiar a las empresas "realmente radicadas" en la ciudad y no sólo a las que establezcan en ella su residencia fiscal.

La propuesta plantea la aplicación de un tipo súper reducido del 0,5% para servicios de asesoramiento y tratamiento de datos y suministro de información en relación con las operaciones de juego online. El mismo tipo del 0,5% se aplicará también a otros servicios como los de publicidad o similares, de atención al cliente -los conocidos como call centers- o aquellos prestados por vía electrónica (alojamientos de sitios web, mantenimiento a distancia de programas y equipos o acceso a descarga de contenidos, entre otros).

Según las estimaciones de la Consejería, esta reducción de tipo tendría un impacto inicial sobre los presupuestos municipales de 200.000 euros. Conforme a la propuesta, la medida propiciaría un incremento de la recaudación del IPSI. En la actualidad, las arcas municipales no recaudan nada de las actividades recogidas en la mayoría de los apartados cuya modificación de tipos se plantea.


 

 

Fuente:www.ceutaactualidad.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner