Presidente Filipino Reitera Su Oposición A Nuevos Casinos

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, reiteró que no está a favor de más casinos en el país y de un desarrollo comercial en Boracay, una pequeña isla en el centro del país asiático.

"En Boracay, estaban especulando que invitaré a extranjeros a hacer [sic] juegos de azar allí", dijo Duterte antes de la inauguración de la nueva instalación terminal portuaria de containers en la ciudad de Tanza.

"No más expansión comercial. No más juegos de azar", recalcó el presidente que desde el inicio de su mandato se mostró con diversas medidas un firme opositos a la expansión de casinos.

De acuerdo con un informe de GMA News en julio, el desarrollador de Macao Galaxy Entertainment Group, dijo que todavía estaba "en camino" en un desarrollo de 26 hectáreas en Boracay a pesar del cierre que lleva seis meses.

"La tierra en la parte de atrás, que es expansiva, pedí que se la sometiera a una reforma agraria", dijo Duterte.

El subsecretario del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Jonas Leones, dijo en octubre que Departamento de Reforma Agraria (DAR) espera resolver los problemas de la reforma agraria en Boracay -un proceso que ya comenzó-, antes de fin de año.

"Ahora vale millones", dijo Duterte. "No lo vendas por centavos. Déjalo a tus hijos, algún día tus hijos tendrán tierras por valor de millones".

Si bien el proceso de reforma agraria inició, aún no se emitió una orden ejecutiva que prohíba el desarrollo de más casinos y complejos turísticos en la isla, que se cerró para permitir el trabajo de limpieza y rehabilitación.

El Departamento de Justicia ya recomendó el pasado 8 de octubre, que se firmara una orden ejecutiva para una Boracay sin casinos.

"Sobre la base de una revisión de la ley y la jurisprudencia aplicables, este departamento opina que la emisión de una orden ejecutiva sería el medio más conveniente y eficaz para detener el funcionamiento de los casinos e implementar una política de no casinos en Boracay".

El Palacio, a través del portavoz presidencial, Salvador Panelo, estuvo de acuerdo con la posición del Departamento de Justicia y dijo a principios de noviembre que esa orden "vendrá de la Oficina del Secretario Ejecutivo".

Pero el 8 de noviembre, Duterte dijo que no era necesario emitir ningún pedido, ya que los operadores de casinos de todos modos tendrían que solicitar el permiso del gobierno.

"No importa que lo escriba o simplemente lo diga verbalmente. No es un requisito que realmente deba escribir algo", dijo Duterte.

Boracay reabrió al público el 26 de octubre.


 

 

Fuente:www.philstar.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner