La colaboración servirá como un medio para que los entes reguladores de ambos países, compartan mejor la inteligencia que aplican al respecto.

Schembri se refirió a esta nueva colaboración como un fortalecimiento de la reputación "ya excelente" de Malta, para abordar la actividad delictiva en su discurso ante el KPMG Gaming eSummit la semana pasada.

Esta declaración contrasta en cierto modo con el intento previo de colaboración de las dos naciones en este asunto. A principios de este año, las autoridades maltesas fueron severamente criticadas por el fiscal italiano Nicola Gratteri.

Hablando a OCCRP (Organized Crime & Corruption Reporting Project), el Proyecto de Crimen Organizado y Denuncias de Corrupción, Gratteri dijo que se sabía que Malta no había respondido a una consulta por "seis meses o un año", por lo que cualquier investigación posterior sería "inútil".

Se espera que esta nueva colaboración dé lugar a un intercambio de inteligencia más eficiente y un sector de juego más sólido y seguro en ambos países. El anuncio se produce poco después de realizarse una enorme operación contra el juego ilegal relacionada con la mafia en varias naciones de Europa por parte de las autoridades italianas e internacionales en noviembre pasado.

Se informó que los hechos estaban vinculados a una sección transversal de grupos delictivos organizados que, en general, eran más expertos en tecnología.

Al parecer existe una mayor disposición por parte de las autoridades para procesar casos de alto perfil contra la mafia italiana y siciliana de lo que se ha visto en años anteriores.