Vuelta Atrás Para El Juego Online En Estados Unidos

La Oficina de Asesoría Jurídica del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ), revocó la opinión emitida en el 2011 que consideraba que la Ley Federal que prohibe el juego online (Wire Act) se aplica solo a las apuestas deportivas, lo que potencialmente pone en tela de juicio el pequeño mercado del juego en Internet en todo el país.

La opinión de 23 páginas está fechada el 2 de noviembre de 2018, pero se hizo pública este lunes. Fue publicado en el sitio web del DOJ mucho después de su distribución. Los abogados escribieron que "dasándonos en el lenguaje sencillo del problema, llegamos a un resultado diferente" a la opinión de diciembre de 2011 sobre la Ley del 1961. Esa decisión, bajo el Departamento de Justicia del presidente Barack Obama, marcó un cambio rotundo en la política.

"Si bien la Ley (Wire Act) no es un modelo de redacción artística, concluimos que las palabras del estatuto son lo suficientemente claras y que todas las prohibiciones, excepto una, van más allá del juego deportivo", escribieron los abogados del DOJ. "Además, llegamos a la conclusión de que la promulgación en 2006 (Ley de Cumplimiento de Juegos de Azar Ilegales por Internet) no alteró el alcance de la Wire Act".

La nueva opinión del Departamento de Justicia podría aplicar la Ley federal a cualquier forma de juego que cruce los límites estatales, incluidos los juegos online.

Tras la decisión de 2011, Nueva Jersey, Nevada y Delaware legalizaron los juegos en línea. La actividad de juego online de Nevada está restringida solo al póker. Los legisladores de Pensilvania legalizaron el juego online el año pasado como parte de una expansión general del sector, pero los sitios web demoraron en lanzarse.

La opinión del DOJ condujo a una amplia gama de opiniones a última hora de ayer sobre lo que significa el fallo.

"Dado que el DOJ ahora cree que la Wire Act prohíbe las apuestas no relacionadas con los deportes, los reguladores estatales y los operadores interestatales de juego tendrán que digerir la opinión, y considerar las implicaciones particulares para cada estado y operador", dijo Mark Clayton, copresidente de Global Gaming Law Practice para Greenberg Traurig.

El analista de Eilers & Krejcik Gaming, Chris Grove, dijo que la opinión pone en juego "muchos aspectos conflictivos".

"Creemos que veremos el corazón de este problema dirigiéndose a los tribunales más temprano que tarde", dijo Grove. "La opinión parece crear más dolores de cabeza para productos que claramente comparten liquidez a través de líneas estatales. También esperamos que demore aún más el despliegue de juegos de casino online de Pensilvania".

El abogado de juegos en Washington DC, Jeff Ifrah, dijo que dos decisiones de la corte de apelaciones apoyan la interpretación de 2011 de la Wire Act.

"La opinión revisada no refleja el análisis reflexivo y más cuidadoso emitido por los dos tribunales federales de apelación más altos que han revisado esta pregunta precisa", dijo Ifrah. "Esta opinión, por sí sola, por supuesto, no cambia
nada y no tiene importancia ni valor. Es lamentable que la Oficina de Asesoría Jurídica parece haber sido manipulada para emitir una opinión con fines puramente políticos".

La portavoz de la American Gaming Association (AGA), Caroline Ponseti, dijo que la organización está "revisando la opinión y las implicaciones para la industria de los juegos de casino, los consumidores y los ocho estados que actualmente ofrecen juegos deportivos legales y regulados".

La Coalición para Detener el Juego por Internet, un grupo de defensa financiado por el Presidente de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson, que desde hace mucho tiempo buscó una revocación de la opinión de la Wire Act del 2011, aplaudió la decisión. En un comunicado, la organización dijo que la opinión de 2011 del Departamento de Justicia "era tan problemática legalmente como moralmente".

La ex senadora estadounidense Blanche Lincoln de Arkansas, en una declaración proporcionada por ese grupo, dijo que la acción del Departamento de Justicia "para restaurar legítimamente la Wire Act" fue "una victoria para los padres, los niños y otras poblaciones vulnerables".

Lincoln agregó que "la decisión de hoy se alinea a la perfección con la posición de larga data del departamento según la cual la ley federal prohíbe todas las formas de juego por Internet, así como con la intención del Congreso cuando brindó a las fuerzas de la ley, herramientas adicionales para cerrar la actividad a través de la aplicación de la Ley de Cumplimiento de Apuestas Ilegales Internet en 2006".

Una fuente de la industria del juego, que no estuvo de acuerdo con la nueva interpretación de la Ley, echó la culpa a la actual administración en Washington DC.

"A pesar de la participación previa del presidente Donald Trump en los casinos, el ex fiscal general Jeff Sessions y otros conservadores no han ocultado su deseo de usar la Ley Federal como un medio para limitar todas las formas de juego en línea", dijo la fuente. "Ahora hemos visto los resultados".

Actualmente el mercado de póker onine de Nevada se redujo a una sola compañía: Caesars Entertainment.

Sin embargo, Nueva Jersey tiene el negocio de juegos por Internet más activo de todos los estados. De acuerdo con datos oficiales, los ingresos por apuestas en línea fueron de U$S 298,7 millones en 2018, un aumento del 21,6 % con respecto a 2017. Desde su lanzamiento en 2013, los juegos por Internet en Nueva Jersey generaron más de U$S 1.000 millones en ingresos.

Nevada, Delaware y Nueva Jersey tienen acuerdos interestatales de juegos en línea que permiten a los jugadores de póker en Internet competir en los tres estados.

Ver aquí la reconsideración de la Asesoría Jurídica


 

 

Fuente:www.cdcgamingreports.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner